Un total de 46 colegios votarán para tener jornada continua el próximo curso en Aragón

La DGA ha validado sus proyectos, que ahora se someterán a votación en los centros. Las familias votarán antes del 21 de febrero.

Votaciones por la jornada continua en los colegios de Aragón
Toni Galán/Rafael Gobantes

Más de la mitad de los colegios de Aragón (232) ya tienen jornada continua y este modelo seguirá creciendo el próximo curso. Un total de 46 centros han recibido el visto bueno de la DGA a sus proyectos en la cuarta convocatoria de tiempos escolares. En los próximos días, estos proyectos deberán ser aprobados por el claustro y el consejo escolar de cada centro. Y antes del 21 de febrero se celebrarán las votaciones de las familias. Para que el cambio salga adelante es necesario el 55% del apoyos del censo de padres y madres.

Cuarenta y ocho colegios presentaron sus proyectos de tiempos escolares, pero dos no han sido aprobados por Educación. De los 46 que siguen adelante, 35 son de la provincia de Zaragoza, 7 de Teruel y 4 de Huesca. La mitad de ellos están en las ciudades de Zaragoza y Huesca (en Teruel capital todos tienen ya jornada continua) y la otra mitad, en el medio rural. Entre los interesados en cambiar a jornada continua hay 29 colegios, 10 centros rurales agrupados (CRA), 5 centros integrados, uno concertado y otro de educación especial.

Entre los colegios que votarán ahora varios ya quisieron implantar la jornada continua hace dos o tres años, pero sus proyectos no recibieron votos suficientes, como Marie Curie, Hilarión Gimeno, Miraflores, Doctor Azúa o Tenerías en Zaragoza. También hay centros que se presentan por primera vez, como los nuevos de Valdespartera 3 y Parque Venecia. Teruel es la provincia donde más éxito ha tenido la jornada continua desde el primer año. Algunos de los centros turolenses que se presentan ahora son el colegio de Híjar y los CRA de Castelserás y Cretas.

La implantación de la jornada continua comenzó en Aragón en el curso 2016-17 y se ha ido ampliando de forma progresiva, con más éxito en la red pública que en la concertada. Ahora hay 21 colegios concertados con jornada continua, la mayoría en localidades de tamaño mediano como Monzón, Sabiñánigo, Alcañiz, Alagón, Calatayud, Caspe, Borja, Fraga o Tarazona, además de Teruel capital. En la ciudad de Zaragoza está en los colegios Cantín y Gamboa, Santa Ana y Buen Pastor. Este año solo un concertado más quiere cambiar de jornada partida a continua.

Dudas y críticas

Los colegios votarán en los próximos días en sus claustros y consejos escolares la aprobación del proyecto. Necesitan recibir el apoyo de dos tercios de sus miembros. En algunos casos es un trámite porque la jornada continua cuenta con gran apoyo entre los profesores, pero en otros las votaciones pueden ser muy ajustadas, como en el Sáinz de Varanda de Zaragoza.

"En el colegio hay mucho interés por la jornada continua pero hasta ahora el proyecto se había parado en el consejo escolar", explican desde el equipo directivo del centro.

Las plataformas de padres que defienden la jornada continua y la partida critican por distintos motivos la normativa. Para los primeros, el requisito del 55% de votos favorables del censo de padres y madres es muy estricto, mientras que los defensores de la jornada partida critican que "no hay una evaluación real ni un seguimiento" de los centros donde se ha cambiado en estos últimos años. Proponen que tres años después de implantarse el horario continuo este modelo sea ratificado por votación de nuevo con el 55% de los votos a favor. "El número de votaciones para conseguir la jornada continua es ilimitado. Pueden presentarse hasta que lo consiguen. Pero luego no hay marcha atrás. No se contempla la posibilidad de volver de la jornada continua a la partida", señala José Luis Ortega, portavoz de la Plataforma por la jornada partida en Aragón.

En octubre de 2017, tras el primer curso de la jornada continua en Aragón, la DGA publicó los resultados de una evaluación realizada en los centros. Educación destacó que el 93% de las familias valoraba positivamente el cambio. Señalaban que había mejorado la convivencia en los centros y no se habían resentido los servicios ni el rendimiento académico.

Etiquetas