Menores y cotillones de Nochevieja: pulseras identificativas y espacios específicos

La oferta en Zaragoza es muy limitada, ya que los grandes cotillones no permiten el acceso con menos de 18 años.

En el cotillón de la plaza del Pilar está permitido el acceso a todos los ciudadanos.

Tener menos de 18 años y salir de celebrar el Año Nuevo es una conjunción difícil de combinar, al menos, en determinadas localidades. Zaragoza es ejemplo de ello. Los grandes cotillones que se organizan en la capital aragonesa como el de la Sala Multiusos o los del Espacio Ebro y el Pabellón de Ceremonias no permiten el acceso a menores de edad. Esta situación se repite en los bares de zonas como el Casco o el Rollo. Solo unos pocos, como es el caso del Teatro de las Esquinas, con Starkytch Pinchadiscos, sí que están abiertos para aquellos que todavía no han llegado a la mayoría de edad. En el caso de que no hayan cumplido 16 años deben acudir acompañados por su padre, madre o tutor legal, además de cumplimentar una autorización de acceso. Por su parte, los que tienen entre 16 y 18 años, pueden acceder sin adultos, pero serán identificados con una pulsera.

En la celebración de Nochevieja organizada por la comisión de fiestas del barrio de Santa Isabel también se permite el acceso a partir de los 16 años. No obstante, recalcan que la entrada estará regulada y que será imprescindible la presentación del DNI. Lo mismo sucederá en la fiesta de fin de año que se organiza en la sede de la Federación Interpeñas. A pesar de que las posibilidades para los menores son reducidas en la capital aragonesa, el Ayuntamiento de Zaragoza prepara un cotillón en la plaza del Pilar, al que podrán acudir todos los interesados. No habrá barras por lo que no existen problemas con la venta de alcohol.

En el resto de Aragón, las opciones son muy variadas. Muchos municipios gestionan sus propias celebraciones, generalmente, en el pabellón deportivo o espacios similares. En estos casos, cada uno decide cómo controlar el consumo de alcohol en menores. Por un lado, el Ayuntamiento de Cuarte de Huerva apuesta por poner una barra sin alcohol, “además de contratar a personal de seguridad que controle que nadie entre con bebidas al recinto”. Por otro, el de Utebo cuenta con pulseras de diferentes colores. En el cotillón que organizan en el Palacio de los Deportes habrá tres tipos de acceso: los mayores de edad deberán presentar su DNI y se les colocará una pulsera de color amarillo; los que tienen 16 o 17 años, tras mostrar su DNI, se les pondrá una pulsera azul y los de menos de 16 tienen que acudir con una autorización de sus padres (disponible en la página web del Ayuntamiento) y presentarla en el control de acceso. Posteriormente portarán una pulsera verde.

Un sistema similar utilizarán en el cotillón de Nochevieja de la Puebla de Alfindén. En la página web municipal recuerdan que “todos los menores llevarán una pulsera identificativa para que no les sirvan alcohol en la barra”. Se puedan recoger en el mostrador del Ayuntamiento. Aquellos que tienen 16 o 17 años pueden acudir sin sus padres (tanto a recoger la pulsera como al cotillón, siempre y cuando haya una actuación en directo); mientras que los menores de 16 deberán ir acompañados a ambas cuestiones. Desde el Consistorio se ruega a los interesados que lleguen a la carpa con la pulsera ya colocada.

También utilizarán pulseras identificativas en Aínsa. “La empresa adjudicataria, que es la que se encarga de la organización del evento, nos preguntó si queríamos que se permitiera la entrada de menores (a partir de 16 años) o no. Nosotros apostamos porque fuera una fiesta para todos y se les identificará con una pulsera”, explica Enrique Pueyo, alcalde de la localidad. Además, se les podrá pedir el DNI en cualquier momento y habrá controles de seguridad para que no se pueda acceder con bebidas alcohólicas al pabellón donde se celebra el cotillón.

El control de los menores en Binéfar se llevará a cabo en parte por los padres.  Según explican, aquellos con menos de 16 años deberán ir acompañados de sus padres, o de quienes les sustituyan en el ejercicio de las funciones propias de la patria potestad o autoridad familiar. Por su parte, entre los 16 y 18 años deberán estar debida y visiblemente identificados.

Espacio joven sin alcohol

Otra alternativa puesta en marcha en Aragón es hacer una fiesta solo para menores de edad. Esto es lo que lleva organizando desde hace cuatro años el Ayuntamiento de Monzón. El Espacio Joven de este municipio ofrece una fiesta de Nochevieja sin alcohol para los menores de edad, cuyo acceso a otros espacios de ocio o bares no está permitido. Este evento comenzará media hora después de medianoche y se alargará hasta las seis de la madrugada. En la barra no se servirán bebidas con alcohol pero eso será lo único que diferencie a este cotillón de cualquier otro. Habrá música y animación y el espacio tendrá servicio de seguridad.

Etiquetas