Alcañiz: una escapada en familia para esta Navidad

La localidad de Alcañiz brinda al visitante numerosas construcciones y edificios monumentales que han sido testigos del paso de los siglos.

Alcañiz, un municipio turolense perteneciente a la comarca del Bajo Aragón.

Alcañiz es un municipio turolense perteneciente a la comarca del Bajo Aragón. Una villa que destaca, entre otras cosas, por sus fiestas y tradiciones. Entre ellas cobran una gran importancia la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional y el día de San Jorge. Cada 23 de abril, San Jorge vence al dragón en la plaza de España de Alcañiz. Un espectáculo de la leyenda del patrón de Aragón en el que participan cientos de voluntarios.

El entorno que rodea Alcañiz es también otra razón de peso para visitar el municipio y dejarse sorprender por sus maravillosas lagunas saladas.

La localidad brinda al visitante numerosas construcciones y edificios monumentales que han sido testigos del paso de los siglos.

Castillo de los Calatravos

El castillo está situado en la llamada loma de Pui Pinos. A él se accede tras pasar por el robusto arco de entrada. Se pueden distinguir estilos muy diferentes: la parte medieval del conjunto (torre, iglesia y claustro) y el Palacio de las Comendadores creado en el siglo XVIII por el infante Don Felipe. El Palacio ha sido utilizado a lo largo de la historia para diferentes menesteres, pero en la actualidad está habilitado como Parador Nacional. Una de las joyas del castillo son sus frescos medievales del siglo XIV, un conjunto de pintura mural gótica, muchas de ellas de temática civil.

Lonja

La Lonja es un claro ejemplo de arquitectura civil gótica. Está situada en la plaza de España, junto al ayuntamiento. Fue realizada en el siglo XV y se caracteriza por tener tres grandes arcos apuntados. Sus capiteles están decorados con ángeles que sostienen el escudo del municipio y con motivos vegetales. A lo largo de la historia ha sufrido importantes ampliaciones y modificaciones, en una de ellas se incorporó la galería superior. En la Lonja también destaca el reloj de sol junto con una inscripción que alude a la guerra de Independencia.

Casa consistorial

El conjunto arquitectónico patrimonial de la casa consistorial es un claro ejemplo de la arquitectura renacentista aragonesa. Se sitúa formando ángulo junto a la Lonja. Ambos edificios fueron declarados Conjunto de Interés Histórico-Artístico en 1931. Su fachada principal se realizó en piedra y consta de tres plantas. En la parte posterior se ha adosado una construcción para dependencias municipales.

Iglesia Santa María la Mayor

En la Plaza de España se sitúa la iglesia parroquial de Santa María la Mayor muy próxima a la lonja y al ayuntamiento.  La iglesia fue colegiata hasta 1851 y fue edificada sobre los cimientos de otra anterior de la que se conserva una torre.

- Más información en Unpaísdemontañas

Etiquetas