La universidad del futuro: más presencia en las empresas y priorizar la profesión docente

La exministra Cristina Garmedia y el exsecretario de Estado Miguel Ángel Quintanilla han debatido en el Paraninfo de Zaragoza sobre el nuevo modelo universitario.

La exministra Garmendia, en el centro de la foto con chaqueta roja, junto a otros ponentes y asistentes al debate celebrado en el Paraninfo.
José Miguel Marco

Una mayor colaboración con las instituciones empresariales, de cara a lograr un impacto real de la producción científica que se genera en las universidades españolas y la formación continuada como parte de la trayectoria profesional, sí como priorizar la figura de los docentes. Son dos de las claves del nuevo modelo de entidades académicas que han defendido en Zararagoza la exministra Cristina Garmendia y el secretario de Estado Miguel Ángel Quintanilla, que han participado este lunes en un debate en el Paraninfo. Junto al rector del campus aragonés, José Antonio Mayoral, han abogado por una reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Garmendia, que actualmente preside la Fundación Cotec para la Innovación, ha asegurado que en un contexto de “transformación global y acelerada” la Universidad tiene que jugar un papel importante en “la transformación del mundo del empleo” y estar muy presente en la sociedad “de forma permanente”. También ha planteado que las empresas asuman que sus empleados deben formarse durante toda su vida profesional si se quieren afrontar con éxito las nuevas tecnologías y “añadir valor a algo que nos ha superado en parte de nuestras tareas”.

La que fuera responsable de Ciencia e Innovación con el Gobierno socialista de José Luis Zapatero entre 2008 y 2011 ha asegurado que otro de los puntales de la transformación de los campus debe ser la figura de un profesorado “no solo académico, sino mentor y un poco inspirador de sus propias experiencias en un mundo laboral”. En este sentido, ha lamentado que hay veces que las universidades “no pueden despegar” porque tienen “rigideces” y, en este sentido, ha valorado positivamente la reforma de la Ley de Universidades para crear un marco “más flexible, abierto y adaptado”.

Asimismo, la exministra ha hecho un llamamiento a las universidades para que “retomen el liderazgo” y sean las primeras “proactivas” a la hora de querer avanzar y transformarse para convertirse realmente en la “institución relevante” que guía el progreso. En cuanto a la Universidad de Zaragoza ha resaltado que “tiene una buena y ejemplar producción científica, de altísima calidad” pero, que al igual que ocurre en toda Europa, tiene que avanzar en su “impacto en la competitividad económica” y en “enganchar” a la sociedad.

Por su parte, Quintanilla ha destacado que las universidades son instituciones “muy potentes en España” y ha subrayado su capacidad para adaptarse a unos tiempos “que han cambiado más en 20 años que en 20 siglos”. Ha aportado el dato de que el 3% de la producción científica internacional está generado por las universidades españolas mientras que la economía del país no representa ese mismo porcentaje del 3% en el Producto Interior Bruto (PIB). “Nuestras universidades están a misma altura, más o menos, que nuestro tejido económico y financiero”, ha afirmado.

Como rector del campus aragonés, Mayoral ha sostenido que lo primero que hay que hacer es cambiar el marco regulatorio de la LOU, tal y como reclamaron los rectores de las universidades españolas en el Congreso a finales de septiembre. No obstante, ha reconocido que ahora es “difícil” lograr las mayorías políticas que requiere la reforma de una ley orgánica y ha señalado que se pueden modificar temas que no precisan este nivel de consenso, como el acceso a la carrera universitaria. Asimismo ha revindicado una mayor “responsabilidad” del Gobierno central en la financiación.

Al debate celebrado este lunes en el Paraninfo también ha asistido la consejera de de Universidad de la DGA, Pilar Alegría, quien ha señalado que uno de los “elementos” que va a marcar el futuro modelo de estas entidades académicas es el profesorado y por eso es importante “cuidarle, dotarle de recursos y darle el protagonismo que se merece”.

Etiquetas