Utrillas reduce a la mitad los costes de las piscinas con energías renovables

Se acaba de estrenar una caldera de biomasa que calentará el agua y el ambiente para la temporada de otoño-invierno.

Zona terapéutica de la piscina cubierta de Utrillas.
Ayuntamiento Utrillas

Las recién estrenadas calderas de biomasa que van a calentar el agua y el ambiente de las piscinas climatizadas es el último paso que el Ayuntamiento de Utrillas ha dado en su gestión eficiente de las instalaciones deportivas. Desde hace dos años, se han ido incorporando distintos tipos de energías renovables que han supuesto un ahorro del 50% en el gasto energético.

Hasta 2016, el complejo deportivo Vicente del Bosque se abastecía de gasoil. Entre otras reformas, se han instalado placas solares y mantas térmicas para conservar la temperatura durante la noche, y se ha mejorado el policarbonato que cubre la cúpula de las piscinas.

Con la instalación de las calderas de biomasa se pretende seguir mejorando en eficiencia energética mediante el uso de combustible autóctono a base de hueso de oliva triturado o cáscara de almendra.

En concreto, se han instalado tres calderas de la firma aragonesa Biocurve. Para ello, se ha tenido que llevar a cabo la reforma integral de toda la instalación, que incluye los intercambiadores de agua, el depósito de inercia y un silo con capacidad para doce toneladas con suministro de biomasa.

Junto con este proceso de cambio hacia las energías renovables, el Ayuntamiento ha realizado otras mejoras en el recinto deportivo, con una inversión económica total que ronda los 500.000 euros en dos años.

Con esta suma, se han construido las nuevas piscinas, los vestuarios y pistas de pádel, además de la caldera que se estrena en esta temporada de otoño-invierno. Una temporada que arranca este mismo lunes, con una jornada de puertas abiertas para dar a conocer las instalaciones donde se ofrecerán actividades deportivas dentro del agua y cursos de natación, entre otros.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Utrillas, alrededor de 80 personas ya se han inscrito para los cursos de natación y otras propuestas como hidrospinning o aquagym.

En verano, se han registrado un total de 400 abonos de temporada y para el invierno la cifra se estima alrededor de los 200 usuarios de la localidad y de otras de la comarca.

Etiquetas