La lluvia obliga a cortar varias carreteras aragonesas

La N-II a la altura de Pina de Ebro, la A-1105 a la altura de Gelsa  y la TE-V-4307 ya se han reabierto parcialmente.

El agua ha afectado a las carreteras N-II, A-1105 y TE-V-4307.
DGT

Las fuertes lluvias caídas esta madrugada en algunos puntos de la geografía aragonesa han obligado a cortar tres carreteras, dos de ellas en la provincia de Zaragoza y una en Teruel, debido a la acumulación de agua.

Es el caso de la A-1105 a la altura de Gelsa, desde el kilómetro 0 al 13 y de la N-II, a la altura de Pina de Ebro, aunque ambas se han reabierto ya al tráfico, al menos parcialmente. La N-II ha permanecido cerrada desde la madrugada del domingo en ambos sentidos, desde el kilómetro 364 hasta el 390,5. La Dirección General de Tráfico ha informado de que la circulación se ha desviado en todo momento por la AP-2, hasta que se ha restablecido hacia las 10.00 de deste lunes. La A1105 se ha reabierto a las 8.30 de este lunes.

En la provincia de Teruel, la única vía afectada es la TE-V-4307 a la altura de Odón, desde el kilómetro 6,8 al 7, cuyo carril derecho permanece cortado al tráfico.

Etiquetas