La lista de espera quirúrgica vuelve a repuntar en julio

El número de aragoneses que aguardan a ser operados asciende a 1.365. Traumatología y Neurocirugía vuelven a ser las especialidades que más demoras acumulan.

Las esperas para operaciones quirúrgicas aumentan en verano
Carlos Muñoz.

La lista de espera quirúrgica ha vuelto a repuntar en julio en Aragón. Según los últimos datos publicados este jueves en la web del Salud Informa, la cifra de aragoneses que llevan más de 6 meses a la espera de ser operados fue de 1.365, 124 más que el mes anterior.

En junio, la lista había descendido un 23% con respecto a mayo.

Nuevamente, es Traumatología la especialidad que más demoras acumula: la cifra de pacientes que esperaban a ser intervenidos a finales de julio era de 579. Neurocirugía, con 275 personas en lista de espera, y Cirugía General y Digestiva, con 186, le fueron a la zaga.

De manera general, casi todas las especialidades quirúrgicas han visto aumentar sus esperas, algo que por otra parte ocurre todos los veranos.

En el lado opuesto, especialidades como Cirugía Maxilofacial, Torácica y Dermatología no presentan pacientes con esperas superiores a los seis meses.

Desde el Departamento de Sanidad se ha recordado que el aumento registrado en julio se debe a las vacaciones del personal sanitario y a las obras de mantenimiento que se realizan en los quirófanos.

También se apunta que tanto el total de pacientes pendientes de intervención como la demora, se mantienen en cifras inferiores a las registradas por estas fechas en los años 2016 y 2017.

“La mayor parte de los hospitales aragoneses -han apuntado desde Sanidad- han reducido sus demoras respecto al año pasado y cabe destacar el esfuerzo realizado por el Hospital Universitario Miguel Servet, que ha reducido en un 30% los pacientes con esperas de más de 180 días o por el Clínico, con una reducción del 16% en estas demoras”.

Por último destacan asimismo, que hay cinco centros sanitarios que no tienen ninguna demora superior a 180 días: el Hospital de Jaca, Nuestra Señora de Gracia, el Ernest Lluch de Calatayud, y los centros de Ejea y Tarazona.

Por procesos, la demora para operaciones de prótesis de rodilla fue la que afectó a un mayor número de aragoneses. Al finalizar julio había 73 personas que llevaban más de 180 días esperando a ser intervenidas.

La operación de juanetes y la extirpación de vesícula biliar fueron los otros dos procesos cuyos retrasos afectaron a 59 y 45 pacientes, respectivamente.

Esta situación probablemente cambiará en los próximos meses, cuando empiecen a derivarse pacientes a clínicas privadas. Sanidad anunció que trasladaría a estos centros 353 operaciones.

Etiquetas