Menu lateral amp
Opinión

Solo un médico

Las pequeñas localidades están sufriendo grandes recortes en la atención sanitaria al disminuir el número de médicos para atenderlas. No tiene sentido que esto suceda en pueblos con localidades cada vez más envejecidas y en un país del que los facultativos se ven obligados a emigrar.

15/08/2018 a las 05:00
Vecinos de Urriés observan el horario provisional del médico en el tablón del consultorio.A. S.


Sos del Rey Católico y las localidades que dependen de su centro de salud han contado este verano con un solo médico para atender a los once pueblos. Viaja todos los días a dos de los pueblos para finalizar su jornada en Sos. Los pueblos pequeños han pasado a tener servicio médico presencial un día a la semana, cuando antes tenían dos. La alcaldesa de Sos reclama que en el centro de salud debería haber siempre un médico para asegurar la atención, sobre todo, en casos de emergencias.

Hace nueve meses, más de 500 vecinos del Bajo Aragón y del Maestrazgo se movilizaron ante el Centro de Salud de Más de las Matas pidiendo que se diera marcha atrás en el recorte de consultas. Pedían una atención sanitaria digna, que no es posible, en su opinión, con los recortes en Luco de Bordón, Las Planas, Dos Torres de Mercader, Cuevas de Cañart, Abenfigo, Ladruñán, Seno y Bordón. Para los representantes de los pueblos dejar con una atención más reducida no es, desde luego, una manera eficaz de luchar contra la despoblación en unos pueblos, además, envejecidos.

La Administración responde que los médicos no quieren vivir en el medio rural y que en los próximos años se van a jubilar muchos médicos. Precisamente en el congreso anual celebrado en Zaragoza de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria se insistía en que las ofertas de trabajo en el medio rural debían ser atractivas, para captar sobre todo a gente joven, que puede optar mejor a destinos que comportan desplazamiento. Si no se ofrecen buenos contratos -contratos aceptables- difícilmente los médicos van a optar por esos destinos.

Resulta paradójico que en España se formen profesionales con una alta cualificación, profesionales que son buscados en muchos países. En los últimos seis años 15.000 facultativos han pedido el certificado de idoneidad que les permite trabajar en otros países. Como señalaba la responsable del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer, resulta «fatal que se estén formando a médicos aquí y luego no se les ofrezcan unas condiciones aceptables». La Administración no lleva a cabo una política eficaz de captación de buenos profesionales jóvenes, cuya formación se ha llevado a cabo en España, y que desearían trabajar en su tierra.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual