Menu lateral amp
Temporal de lluvias

La tercera inundación en cuatro meses obliga a Aena a buscar soluciones para el aeropuerto de Zaragoza

Cerca de 650 pasajeros se vieron afectados por los desvíos y cancelaciones provocados por la tormenta

Jorge Lisbona. Zaragoza Actualizada 14/08/2018 a las 15:47
Varios pasajeros, ayer junto a los cubos utilizados para recoger el agua de las goterasAránzazu Navarro


Aena, empresa pública que gestiona los aeropuertos en España, busca ya soluciones para evitar que el de Zaragoza se inunde cada vez que llueve de forma torrencial. La tormenta de este domingo –que descargó 22,4 litros por metro cuadrado en unos minutos y dejó rachas de viento de hasta 99 kilómetros por hora en la zona–, obligó a desviar dos vuelos de Ryanair procedentes de Londres y Palma de Mallorca e hizo que otros dos no pudieran salir de la terminal aragonesa, un problema que afectó a cerca de 650 pasajeros. Es la tercera vez en cuatro meses que el aeropuerto sufre problemas de este tipo, de ahí que, "dada la frecuencia de estos fenómenos extraordinarios", se esté trabajando ya para "paliar la situación". No obstante, Aena no concretó qué tipo de actuación se ejecutará en la cubierta de la terminal.

El propio Gobierno de Aragón, confirmaron fuentes de la Consejería de Vertebración del Territorio, reclamará información a Aena para conocer las causas de estas inundaciones y las medidas que se puedan tomar. Este domingo fue necesario utilizar baldes, cubos de basura e incluso las bandejas del arco de seguridad para recoger el agua de las goteras. Tres personas, explicaron empleados del aeropuerto, tuvieron que trabajar ocho horas para achicar el agua de la zona de preembarque y del resto de puntos afectados. También fue necesaria la intervención de los Bomberos.

Aunque el aeropuerto operó ayer con normalidad –las tareas de limpieza se retomaron a las 6.00 para que el pasaje se viese "lo menos perjudicado posible"– aún quedaban cubos, cartones, cintas de seguridad y carteles de ‘precaución, suelo mojado’ que evidenciaban el "caos" vivido hacía solo unas horas. "Fueron momentos de mucho lío. Sobre todo a raíz de las cancelaciones", aseguró un trabajador de una empresa de alquiler de vehículos que opera en la terminal. La tormenta no fue tan grave como la registrada a principios de julio, que levantó placas y obligó a trabajar "más de 19 horas" para recobrar la normalidad y achicar los "dos palmos de agua" que se acumularon. Esta vez, las lluvias no forzaron el cierre de pistas, pero sí hubo que extremar la precaución.

El problema, coinciden los trabajadores, radica "en el diseño del techo edificio" y su forma de ola. "La lluvia se embalsa en las partes bajas. El aislante hace de esponja y el agua termina cayendo siempre por los mismos sitios", apuntó uno de los trabajadores, que prefirió no dar su nombre. Otro criticó que estas situaciones se den en el edificio nuevo –inaugurado en 2008– cuando el antiguo "aguanta en perfectas condiciones". El problema, apuntaron desde Aena, es que ninguna cubierta se diseña para resistir fenómenos tan adversos como las lluvias torrenciales o el granizo.

Las afecciones

El aeropuerto vivió el domingo una tarde de retrasos y cancelaciones. Los primeros se registraron en el vuelo que tendría que haber despegado hacia Palma de Mallorca, que ni siquiera llegó a aterrizar. Lo mismo le ocurrió al que tendría que haber partido hacia el aeropuerto de Stansted, que, como el anterior, terminó siendo desviado hacia Barcelona.

En ambos vuelos iban unos 350 pasajeros, según explicaron trabajadores del aeropuerto de Zaragoza, mientras que en la terminal aragonesa se quedaron tirados cerca de 300. "Los primeros vinieron en autobús y los segundos fueron reubicados", dijeron. De estos últimos, algunos pudieron viajar ayer a Palma de Mallorca desde la terminal aragonesa y a otros se les tuvo que buscar un billete nuevo "por falta de disponibilidad de asientos". Las cancelaciones provocaron el domingo largas filas frente al mostrador de Ryanair, que tuvo que ser atendido por hasta seis personas.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual