Menu lateral amp
Verano

Viento en popa a toda vela

Los cursos para navegar están de moda. Catamarán, crucero, windsurf... En un mes, los más pequeños pueden aprender a llevar una embarcación ellos solos.

09/08/2018 a las 05:00
Un grupo de niños disfruta de una clase de vela ligera en el Club Náutico de Salou.Tete Sabaté


En el Club Náutico de Salou, las mañanas son territorio para la chavalería y sus cursos de navegación. Una semana entera para aprender a manejar la vela ligera, el catamarán, la tabla de windsurf... Unas actividades para aventureros que, cuando ha pasado apenas un mes, permiten incluso que los niños puedan llevar una embarcación por sí solos.

El responsable de estos cursos es Tete Sabaté, del área deportiva del Club Náutico, que aclara desde un principio que se trata "de un aprendizaje muy seguro, en ningún momento se dan situaciones de peligro porque los niños están en grupo y acompañados por los expertos". El primer paso para aprender a navegar es la vela ligera, a unos 100 euros por semana si se compra el ‘pack’ mensual o a 130 euros una semana de clases colectivas. La vela ligera es el tipo de navegación que se realiza con veleros que no tienen una propulsión a motor y que regatean cerca de la costa. Se imparte de lunes a viernes de 10.00 a 13.30 e incluye todo el material necesario: libros, neopreno y chaleco de seguridad.

Según Sabaté, "antes de aprender windsurf o el manejo de un catamarán hay que saber cómo navegar con vela ligera, es la base de la navegación. Lo habitual es que se aprenda en clases colectivas en el que cada niño va llevando por turnos una parte (timón, vela mayor...) y pasar después al curso por parejas hasta llegar al individual. En menos de un mes, puede llevar una embarcación él solo".

Y no se trata de niños muy mayores: los cursos se imparten para aquellos que ya han cumplido los 7 años. "Es una edad en la que aprenden muchísimo, aunque no se les puede explicar los conceptos en sí. A los que ya tienen 10 años sí se les puede indicar por qué hay que hacer esto, o lo otro según la situación que se dé. Con 7 años lo hacen automático y tienen una enorme intuición".

Perder el miedo

En opinión del responsable del área deportiva del Club Náutico de Salou, "además de aprender a navegar, es importante que el niño pierda el miedo y deje de marearse. Es un aprendizaje que le vendrá muy bien para otras actividades". Una vez han superado ese curso, se pueden apuntar a otras modalidades como el catamarán, el crucero o el windsurf. La vela de crucero es el tipo de navegación que se realiza con veleros de mayor tamaño que los utilizados en la vela ligera, denominados cruceros. Son barcos que suelen disponer de propulsión a motor, aunque solo la utilicen en casos de emergencia o en maniobras fuera de regata. El catamarán, por su parte, es una embarcación deportiva de vela y motor formada por dos cascos estrechos y alargados unidos por una plataforma.

Sabaté reconoce que en los últimos dos o tres años se ha despertado una gran afición por aprender todo tipo de técnicas de navegación. "Antes se centraban en la vela, pero ahora es habitual que pidan una multiaventura en la que pueden probar a manejar un poquito de cada tipo de embarcación". Por eso, el club de Salou ofrece la modalidad ‘Adventurers week’ o la ‘Explorer soul’, que son multiactividad. La primera, para niños. La segunda, para toda la familia.

La actividad es segura pero requiere, eso sí, unas mínimas precauciones. Por eso, Sabaté insiste en que las familias tengan en cuenta los artículos que no pueden faltar en la bolsa de un buen navegante. Para navegar se necesitan unas gafas de sol, ya que el astro se refleja en el agua y puede afectar a la vista si se expone a los rayos largo rato. Por eso mismo, también se aconseja llevar una gorra y, por supuesto, proteger la piel con una buena crema solar. Se recomienda que tenga al menos un factor 50 que haga de pantalla para evitar quemaduras solares. Por otro lado, también hay que incluir agua para hidratarse esas tres horas y media que dura el curso.

Además, se aconseja llevar una camiseta de lycra, que protegerá del roce que produce el chaleco salvavidas además de evitar que el sol incida directamente en la piel. Y conviene tener otra camiseta (puede ser de algodón) que se pueda mojar. Y para andar cómodo, unas chancletas o sandalias pero que sean ligadas. Nunca que estén sueltas o se perderán.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual