Aínsa se prepara para una nueva edición nocturna de La Morisma

La representación medieval se celebra cada dos años en la plaza Mayor, donde se reúnen 2.000 personas.

Aínsa se prepara para una nueva edición nocturna de La Morisma
Asoc. La Morisma

La plaza Mayor de Aínsa volverá a ser escenario de la representación de La Morisma, una cita bienal que desde hace dos ediciones se celebra en horario nocturno. Tradicionalmente, el evento tenía lugar el domingo por la tarde pero, dada la buena aceptación del cambio, en la presente edición seguirá siendo en sábado por la noche, el 1 de septiembre, en concreto.

Como novedad, este año se ofrecerá una justa, donde se representará un combate con dos caballos y lanzas. En principio, el lugar escogido para ello será también la plaza Mayor de Aínsa, el viernes previo al espectáculo principal.

La Morisma es la festividad principal de esta localidad del Sobrarbe. Se trata de un acontecimiento donde se rememora la batalla entre moros y cristianos acontecida en Aínsa en el siglo VIII, durante el reinado de Garci Ximénez. Coordinados por la Asociación Cultural La Morisma, organizadora del evento, unos 400 vecinos del municipio y la comarca protagonizan la representación y se involucran en esta gran cita histórica.

El pecado, el diablo o la muerte serán encarnados por estos voluntarios que, cada dos años, forman parte activa de La Morisma. A poco más de un mes para la puesta en escena, los ensayos ya han comenzado para llevar este drama teatral al máximo exponente en la plaza Mayor de Aínsa.

Este año, según se ha indicado desde la organización, se va a hacer hincapié en la puesta en escena, aprovechando la nocturnidad del evento. “Seguimos apostando por el tema de la iluminación y vamos a darle mucho protagonismo a los efectos pirotécnicos y de luces”, ha explicado Isabel Bergua, presidenta de la asociación La Morisma.

En ediciones anteriores, en especial desde 2014, cuando se cambió de día la representación, se ha colgado el cartel de completo, llenando el aforo de la plaza Mayor, donde caben unas 2.000 personas. Aunque no se descarta que en un futuro se vuelva al horario diurno de los domingos, la idea es mantenerlo en el sábado por la noche, dada esta buena acogida entre el público.

Las entradas se pondrán a la venta el próximo 25 de agosto, coincidiendo con un acto de presentación organizado por primera vez este año una semana antes de la representación. Habrá dos tipos, en grada y numeradas, por 15 euros, o en silla a pie de escenario y sin numerar, por 10 euros, y estarán disponibles en la Oficina de Turismo y en la sala de exposiciones del ayuntamiento.

Etiquetas