El PP insta al Ejecutivo "a luchar contra el lobo" y no imponer "una convivencia imposible"

Los populares creen que Lambán solo quiere "callar la indignación de los ganadores" con las subvenciones.

Imagen captada el 1 de octubre de 2017 con una cámara de fototrampeo en la Ribagorza.
Gobierno de Aragón

El portavoz de Agricultura y Ganadería del Grupo Popular en las Cortes de Aragón, Ramón Celma, ha manifestado que el Gobierno de Javier Lambán quiere "callar la indignación de los ganaderos" ante la presencia del lobo y, para ello, "ha publicado una línea de subvenciones que, bajo el eufemismo de "adaptar la ganadería extensiva a los retos ambientales y desafíos socioterritoriales, lo único que pretende es imponer una convivencia imposible" con ese animal.

El diputado 'popular' ha criticado la "inacción" y la "falta de comprensión" del Ejecutivo autonómico por los ganaderos de extensivo y el desconocimiento de los hechos ocurridos, frente a los que miran para otro lado. "Uno de los afectados por los ataques de lobo disponía de sistemas técnicos en su explotación como los que ahora pretende subvencionar el Gobierno. Está visto que no es suficiente", ha lamentado.

El Gobierno de Aragón "tiene que saber escuchar a los ganaderos y ser eficaz en sus actuaciones", ha apuntado Celma, y "debería tener en cuenta que el lobo que está protegiendo con sus actuaciones es un lobo no originario de la Península Ibérica, que está invadiendo nuestro entorno natural, cuya conservación pone en riesgo con lo que ni siquiera bajo el complejo ecologista del que hace gala el gobierno se justifican sus actuaciones. Lo que debería hacer el Gobierno es sacar el lobo de nuestra Comunidad".

Propuestas del PP

El parlamentario del PP ha lanzado una serie de propuestas al Gobierno aragonés. En una de ellas pide que el Gobierno de Aragón se haga cargo de los costes económicos ocasionados atendiendo al valor residual de cada uno de los animales que han muerto por los ataques.

Elaborar un protocolo claro de actuación entre el Gobierno y las organizaciones ganaderas, solicitar el Gobierno de la nación la posibilidad de captura y retirada de los ejemplares de lobo y su traslado e integración en los hábitats naturales de procedencia de la especie, han sido otras de las medidas que ha planteado Ramón Celma.

Según el portavoz de Agricultura y Ganadería, el Gobierno de la nación y el Ejecutivo aragonés tienen que tener en cuenta, que en las estrategias de la lucha contra la despoblación, "el abandono de la ganadería extensiva por la presencia del lobo tendrán consecuencias irreversibles en el asentamiento de la población".

Etiquetas