La oposición duda de que la ley de incentivos a la paternidad esté a tiempo y ve "electoralismo"

 PP, PAR y C’s recuerdan que en ocho meses es difícil que se complete la tramitación en las Cortes. PSOE, CHA e IU creen que es una norma fundamental y Podemos echa en falta concreción.

Un padre con sus hijos pasean por Independencia.
Guillermo Mestre

El anuncio de que el Gobierno de Aragón concederá incentivos a los padres que cojan una excedencia antes de que sus hijos cumplan tres años es "electoralista". Es la opinión que comparten el Partido Popular y el PAR, que se suman a Ciudadanos para recordar que en lo que queda de legislatura, apenas ocho meses, no hay tiempo suficiente para que las leyes puedan tramitar la nueva ley de apoyo a las familias. Censuran, además, que carece de concreción, ya que el coste de las subvenciones previstas se deja pendiente de un desarrollo reglamentario posterior. No comparten el criterio de la oposición el PSOE, CHA, IU y Podemos, que insisten en que están en juego los derechos de las familias aragonesas y que les gustaría que saliera adelante.

Todos los grupos políticos, menos PSOE, CHA e IU, coinciden en señalar que el anteproyecto de ley, que también contempla conceder ayudas a las mujeres que compartan con su pareja la baja maternal en las diez semanas opcionales previstas, llega tarde. "El Gobierno aragonés solo busca decir que lo ha presentado porque, con apenas ocho meses de legislatura y el colapso de leyes que hay en las Cortes se queda en un anuncio electoralista", ha indicado Mar Vaquero, portavoz del PP en la Cámara aragonesa.

La aragonesista Elena Allué  ha ido aún más allá al sostener que han tenido tres años y ahora, con este anuncio, "intentan vender humo". En su opinión, en esta legislatura es "imposible" que salga adelante pues solo el proceso de participación ciudadana necesita seis meses. La diputada del PAR también vio carencias en el contenido pues llega sin "presupuesto".

La falta de concreción también es las mayores carencias que denuncia la podemista Amparo Bella, aunque no la única: "Vemos con preocupación que deje en manos del reglamento cuestiones tan importantes como la dotación económica, y más cuando plantea la creación de medidas de corresponsabilidad y de apoyo a las familias monomarentales". Ninguna de las subvenciones a las excedencias paternas, ni la corresponsabilidad parental, ni las ayudas por nacimiento de hijo para fomentar la natalidad están desarrolladas en el anteproyecto de ley, ni mucho menos cuantificadas.

Bella censuró, también, que la propuesta llega tarde "y mal", porque no se ha impulsado un proceso participativo previo para elaborar un buen diagnostico. Confió, a pesar de ello, en que pueda salir adelante y "dé respuesta a las nuevas necesidades y afronte las situaciones familiares en toda su diversidad".

Ciudadanos nunca se va a oponer a ayudas a las familias, según explicó la diputada Desirée Pescador, pero critica que el Gobierno de Aragón ceda a los parlamentarios la responsabilidad de que salga adelante una ley cuando ha tenido cuatro años para llevar a la Cámara.

Más optimistas se muestran, respecto a la agilidad en la tramitación, el PSOE y CHA, los partidos del Gobierno aragonés. La socialista Pilimar Zamora considera que, como el apoyo a las afilias es un "tema fundamental" en la agenda de los partidos políticos, "todos los grupos parlamentarios pondremos de nuestra parte para que una ley de este calado pueda aprobarse". Aunque la oposición ve imposible que se tramite en la actual legislatura, la diputada del PSOE enfatizó: "Los plazos no pueden ser una excusa cuando los derechos de las familias están en juego".

Tampoco ve problemas la diputada de CHA Carmen Martínez para que se tramite a tiempo. "Por nuestra parte, haremos énfasis en que salga adelante. No vamos a desperdiciar nueve meses cuando hay que impulsar leyes que garantizan los derechos de las familias".

La parlamentaria de IU, Patricia Luquin, hizo hincapié en que se trata de una ley "necesaria y fundamental", porque es necesario suplir las "deficiencias" de la actual (2015), que "no contemplaba medidas necesarias para reconocer y garantizar todos los tipos de familias.

En lo que todos coinciden es en que hay que avanzar hacia la conciliación y la igualdad.

Etiquetas