Menu lateral amp
Transporte

El vuelo Zaragoza-Menorca de Volotea registra otro retraso de catorce horas

El avión que debía salir el sábado por la noche no despegó hasta ayer por la mañana, lo que obligó a alojar a 63 de los 137 pasajeros en hoteles de la capital.

Actualizada 09/07/2018 a las 11:41
Un avión de Volotea, en el Aeropuerto de ZaragozaG. Mestre


La compañía aérea Volotea ha registrado otro retraso de casi catorce horas en su ruta Zaragoza-Menorca, lo que ha provocado la indignación de los viajeros afectados. El avión que debía despegar el sábado por la noche no pudo hacerlo hasta el domingo por la mañana, lo que obligó a alojar a 63 de sus 137 pasajeros en hoteles de la capital. Se trata del segundo incidente que sufre en una semana la aerolínea de bajo coste en esta ruta estival.

Fuentes oficiales de Volotea achacaron la situación a un cúmulo de circunstancias provocadas por la demora que fue acumulando el aparato a lo largo del sábado en sus consecutivas operaciones. Este debía aterrizar en la capital aragonesa procedente de Menorca a las 21.10, pero no lo hizo hasta las 23.35. Como el complejo de Mahón cierra a la una de la madrugada, el Airbus A319 ya no pudo despegar de vuelta a la isla y la compañía tuvo que buscar alojamiento para los 63 viajeros que no eran de Zaragoza y trasladarlos en autobús.

Finalmente, los 137 afectados acabaron despegando el domingo por la mañana, a las 11.19, y aterrizaron poco después del mediodía, a las 12.25, cuando lo debían haber hecho a las 22.50 del sábado, con el consiguiente trastorno para sus vacaciones.

La compañía incidió en que no pudieron salir antes de Mahón hacia Zaragoza porque la programación del aeropuerto está "muy ajustada" y al perder su turno asignado (denominado 'slot') tuvieron que esperar a tener un hueco en pista. "El retraso acumulado del avión no era enorme, 1 hora y 35 minutos, pero en estas circunstancias no tienes margen", explica un portavoz.

Similares circunstancias ocurrieron el fin de semana anterior en la misma ruta, aunque en aquella ocasión el avión no llegó a despegar el sábado de Menorca por un problema técnico y parte de los viajeros quedaron tirados. "Para tratar de minimizar los problemas, buscamos los hoteles con antelación e intentamos no marear a nuestros clientes con que si se podría salir o no de Zaragoza en la noche del sábado", añaden desde Volotea.

Si hace una semana se llegó a demorar hasta la salida reprogramada para el domingo, en esta ocasión salió "en cuanto se pudo" con el fin de minimizar el problema. "Nos disculparemos de nuevo con todos los afectados porque les hemos causado un problema, aunque en esta ocasión hemos tratados de ser más cuidadosos", agrega el portavoz de la compañía.

La versión oficial dista de la facilitada por uno de los afectados. El zaragozano Roberto de Lucas asegura que "la única información" que se les dio la tarde del sábado la veían en las pantallas: avisos continuos de retraso. "Sobre las 22.25 ya nos dijeron que el vuelo había despegado de Menorca con destino a Zaragoza y que en cuanto tomara tierra saldríamos. Y media hora después nos llegaron varios mensajes a los móviles avisando de que el vuelo se cancelaba hasta el día siguiente, sin darnos horario aproximado ni ninguna otra información", lamenta.

Este pasajero sí confirmó que al rato se les ofreció alojamiento en un hotel, aunque ellos volvieron a su casa. "A las ocho y media de la mañana nos comunicaron por SMS la hora de salida", señala desde Menorca aún molesto por haber perdido una noche de hotel y el servicio de alquiler de vehículos, cuyo coste piensa reclamar junto a los taxis y los 250 euros de indemnización a los que tienen derecho todos los viajeros. "Esperemos que a la vuelta, que es el próximo sábado, no vuelva a pasar lo mismo por tercer fin de semana consecutivo", concluye.

 





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual