Menu lateral amp
Terrorismo

Dolores Delgado: "El yihadismo ahora capta en Facebook y no en las mezquitas"

La fiscal contra el yihadismo en la Audiencia Nacional y nueva ministra de Justicia concedió una entrevista a HERALDO.

Actualizada 06/06/2018 a las 20:20
Dolores Delgado, nueva ministra de Justicia.Efe


¿En qué se diferencian el yihadismo del 11-M del actual?

El terrorismo yihadista ha ido mutando y adaptándose a las circunstancias externas. Se nutre de fenómenos que ocurren fuera, en países como Siria, Irak, Argelia, Túnez... Y capta a muchos locales. Los perfiles de los yihadistas y sus acciones o sus referencias van cambiando. Además, ahora intentan ocultarse mucho más y tienen mensajes encriptados en internet. Por eso hay una vigilancia constante de las redes sociales. Vamos hacia un mundo opaco en busca de la impunidad. La gente del 11-M o de operaciones como Nova, Tigris, Chacal, Camaleón o Génesis estaba muy preparada ideológicamente, eran personas adoctrinadas y llevaban sus libros. Hemos pasado de gente hecha a ser preparada de forma exprés a través de internet. Les dan un ligero barniz yihadista con cuatro tópicos y se hacen terroristas. Hay un envalentonamiento colectivo en las redes sociales y con una mínima preparación o entrenamiento de tres meses, van a la zona de conflicto a Mali o Siria.

¿Sirvió a España la experiencia con ETA para responder ante el yihadismo del 11-M?

Acabo de volver del grupo de trabajo cuatripartito con las fiscalías antiterroristas de Francia, Bélgica y Marruecos, formado en 2007, para hablar de nuestros casos, investigaciones y sentencias. Nos pasa lo mismo a todos, pero nuestra experiencia en España de lucha antiterrorista contra ETA y nuestro brutal 11-M han jugado un papel importante. Respondimos con mucha responsabilidad y sin declarar un estado de excepción, ni leyes restrictivas

Vamos, que no está de acuerdo con las medidas del presidente Hollande después de los atentados de París...

No estoy por una respuesta desde las tripas a una situación de estrés y violencia.

El 11-M no provocó esa respuesta, sino la mejora de los medios.

Nos hizo reflexionar sobre los medios humanos y materiales que teníamos, como los traductores. El terrorismo de ETA nos impedía ver lo que había detrás, la amenaza del yihadismo. La investigación del 11-M obligó además a desmontar hipótesis criminales absurdas. Hemos sido el único país que ante un atentado gravísimo ha respondido con la Justicia por delante, sentando en el banquillo a lo autores en un tiempo récord y con unas pruebas muy sólidas. En lugar de aprovechar esto para ser un ejemplo, da mucho coraje tener que dedicarnos a desmontar teorías conspirativas. La investigación del 11-M y el juicio oral nos han dado pautas para futuras investigaciones.

El último yihadista detenido en Zaragoza fue un joven estudiante de informática (un ‘lobo solitario’) que no fue acusado sino expulsado a Argelia. ¿Por qué?

Tenemos mecanismos legales que nos permiten dar respuestas penales o administrativas. Podemos usarlos en causas delictivas o cuando existe una amenaza contra la seguridad. Hay que hacer una valoración global: estudiar las pruebas penales, la situación legal del individuo... Se le hace un seguimiento y si se aprecia un riesgo a la seguridad se le expulsa.

También la Policía siguió a un imán del Casco Viejo de Zaragoza. ¿Siguen usando esa vía?

Hoy (por el martes pasado) se ha detenido en Ibiza a dos imanes, contra los que ya se incoó en 2010 un proceso porque pegaban a los niños si no seguían su interpretación radical del Corán. El terrorismo yihadista ha mutado de las mezquitas hacia internet, donde ahora capta a través de redes sociales como Facebook. Luego, se comunican en espacios más privados como Whatsapp, donde se requiere una autorización para entrar y salir. Y finalmente se produce el encuentro físico. El papel que antes hacían las mezquitas o sus aledaños se ha suplido por las redes sociales y las primeras han pasado a segundo plano. Aunque hay que contar con la connivencia de los imanes para conseguir una mayor seguridad y evitar las interpretaciones radicales o violentas al margen de la religión musulmana. Esa es la línea que sigue Marruecos con sus ministros religiosos moderados.

Ahora que colabora con los fiscales franceses. ¿Ellos creen que los musulmanes deberían abandonar los guetos?

El terrorismo yihadista es muy permeable a las condiciones geopolíticas internacionales. Francia está en el punto de mira porque interviene en Mali, Siria e Iraq. Tiene segundas y terceras generaciones desubicadas, con una evidente crisis de identidad. Estas personas viven además en espacios que no comparten condiciones de igualdad con los franceses. Para luchar contra los radicalismos están los derechos humanos y para dar expectativas a la gente los espacios de convivencia. Para prevenir hace falta educación y luego el derecho penal.

Pero Francia y Bélgica parecen haber declarado la guerra al yihadismo.

Bélgica nos cuestionó mucho con las extradiciones de etarras, que encontraron allí su refugio, y ahora han dado la vuelta a la tortilla. Nuestro Código Penal y derecho procesal son muy buenos y no hemos tenido que crear estados de excepción ni leyes especiales.

Pero el riesgo es para todos.

Sí, pero actuamos a unos niveles de prevención muy grandes y con una monitorización de los redes sociales muy importante. Hay más de 6.000 efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado muy preparados. Sabemos qué perfil o movimientos tienen, vemos la actuación que nos va a dar más frutos y si hay testigos protegidos.

(Entrevista con Dolores Delgado publicada en la edición impresa de Heraldo de Aragón el 30 de octubre de 2016)





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual