El precio de las gasolinas subirá en Aragón 2,4 céntimos y acabará con el efecto frontera entre comunidades autónomas

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado, que se encuentra en tramitación parlamentaria, incluye un importante cambio en la presión fiscal, que supondrá un encarecimiento del combustible en Aragón.

Imagen de archivo de una gasolinera zaragozana.
HA

El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado, que se encuentra en tramitación parlamentaria, incluye un importante cambio en la presión fiscal en los carburantes que afectará, desde el próximo año y en distinta medida, a nueve comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Madrid, Navarra y País Vasco).

Con objeto de unificar los impuestos de todo el territorio español, el Ministerio de Hacienda pretende suprimir el tramo autonómico -hay otro general y uno especial- del Impuesto Especial de Hidrocarburos, que grava el litro de carburante con hasta 4,8 céntimos por litro, en función de las pautas de cada región.

Andalucía, Cataluña, Murcia, Castilla-La Mancha, Valencia, Baleares y Galicia apostaron por aplicar el máximo de 4,8 céntimos. Aragón, por su parte, optó en 2016 por encarecer el litro de combustible en 2,4 céntimos, generando un agravio con territorios limítrofes como Navarra, Castilla y León o La Rioja, que decidieron suprimirlo.

Así, tal y como denunciaron gasolineras y transportistas, se generó un “efecto frontera” que lleva a los conductores a escoger los puntos más baratos. Y es que, en las comunidades que añadieron el tramo máximo de  los 4,8 céntimos por litro, llenar el depósito cuesta hasta 2,6 euros más que en las que no. Desigualdad que, de ser aprobados los nuevos Presupuestos Generales del Estado, cambiará en 2019.

El plan de Hacienda, según recoge el mencionado borrador, busca “garantizar la unidad de mercado en el ámbito de los combustibles y los carburantes, integrando el tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en el tipo especial”. De esta forma, según aclara María Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (Aesar), “la reforma eliminaría el tramo autonómico para introducir el máximo posible (4,8 céntimos) dentro del tramo especial, que pasaría de 2,4 a 7,2 céntimos de euro por litro de combustible”.

“Los conductores de las comunidades que aplicaban el máximo no se verán afectadas, pero las que operaban por debajo de esa cantidad notarán el cambio”, prosigue Soto, cifrando en “2,4 céntimos por litro” la subida que afrontará de más Aragón.

“No apoyamos que suban los impuestos de los carburantes puesto que ya están muy gravados, pero así se eliminarán las fronteras fiscales que existen actualmente”, valora, antes de recordar que la medida llega “cuando muchos transportistas ya se han acostumbrado a repostar fuera de Aragón”. Aun así, entiende que "los territorios que más preocupados deben estar ahora son aquellos que habían obviado el tramo autonómico, ya que en dichas comunidades el incremento de los impuestos será del 12% en cada litro".

Por último, Soto remarca que esta reforma “se ajusta a la normativa europea” y suprime barreras que hace tiempo que deberían haber desaparecido. "La armonización fiscal era necesaria", concluye.

Etiquetas