Los aceleradores han parado 78 días por averías en 15 meses

Los equipos han suspendido desde enero de 2017 1.400 sesiones de tratamiento por incidencias. 

Imagen de archivo de uno de los aceleradores del Miguel Servet de Zaragoza.
Heraldo.es

Los cuatro aceleradores de los hospitales públicos de Aragón han estado parados 78 días por averías en los últimos 15 meses. Pero, en ese tiempo, además, han registrado otros 54 paros parciales. En total, las incidencias han obligado a cancelar unas 1.400 sesiones de radioterapia, pudiendo afectar a un mismo paciente en varias ocasiones. 

Aragón cuenta con cuatro aceleradores lineales para radioterapia en hospitales públicos, dos en el Miguel Servet y otros tantos en el Clínico, y uno en un centro privado. Los del Salud están operativos de lunes a sábado por la mañana.  

Es la máquina más antigua, ubicada en el Clínico, la que suma más averías desde enero de 2017. Se trata de un Primus Siemens del año 2000 que ha tenido que detenerse 35 días por averías y ocho en los que ha habido contratiempos y los paros han sido parciales. Con estas incidencias y las paradas por mantenimiento preventivo y de actualización, este aparato ha suspendido 342 sesiones.

El otro equipo del Clínico, el Oncor Siemens de 2009, ha estado averiado 28 días, de los cuales 10 han sido paros parciales. En este, los tratamientos anulados han sido 301.

Aunque las dos máquinas del Miguel Servet son más nuevas, de 2009 y 2011, han registrado incidencias 61 días, de ellos 36 fueron paros parciales. Entre los dos aparatos y con las paradas de mantenimiento (12 días), en la Casa Grande se han tenido que suspender 831 sesiones de radioterapia en 15 meses.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, detalla estos contratiempos a través de una respuesta parlamentaria al grupo del Partido Popular. En la misma, asegura que en cualquier caso, todos los pacientes "han sido tratados y han finalizado su tratamiento".

No obstante, las críticas de pacientes y asociaciones de enfermos por las averías e "inequidad en los tratamientos" se han intensificado en los últimos meses. El PP pidió hace unos días a la Mesa de las Cortes la creación de una comisión especial para estudiar los medios diagnósticos y terapéuticos de cáncer en la Comunidad.

Inequidad en el tratamiento

A esta solicitud se ha sumado la Asociación Española contra el Cáncer (AEEC) en Aragón, que recuerda la necesidad de sumar todos los esfuerzos para “minimizar e incluso eliminar” la inequidad de acceso a los tratamientos. Los afectados critican que todos los aparatos de radioterapia están centralizados en la capital aragonesa e incluso algunos tratamientos de pacientes de Huesca y Teruel se remiten a otras comunidades.

De momento, el consejero Sebastián Celaya deja en el aire la decisión de extender el tratamiento de radioterapia a otras provincias aragonesas. En Teruel, por ejemplo,  supedita esta cuestión a la construcción del nuevo hospital.

Ante la antigüedad de los actuales aparatos y continuos percancesSanidad sí que ha impulsado la compra de dos nuevos aparatos por ocho millones de euros para el hospital Clínico de Zaragoza (uno de ellos sustituirá el acelerador más antiguo). Ya han empezado las obras de adaptación del búnker donde se ubicará el primero, que se espera que llegue este mismo mes de abril. 

Con el dinero de la Fundación Amancio Ortega se quiere adquirir otro equipo para el Miguel Servet. No obstante, todavía no se ha licitado su compra. El objetivo de Sanidad es que a finales de 2019, Aragón cuente con seis aceleradores en hospitales públicos (tres en el Clínico y tres en el Servet) y uno en un centro privado (Quirón).

Etiquetas