Menu lateral amp
Crimen de Fago

Santiago Mainar: "Nunca he solicitado un beneficio penitenciario ni me interesa"

El autor del crimen de Fago no pide perdón a la familia del alcalde Miguel Grima y critica el sistema penitenciario.

25/03/2018 a las 05:00
Santiago Mainar.


Santiago Mainar, condenado a 21 años de prisión por el asesinato del alcalde de Fago, Miguel Grima, ha respondido algunas preguntas de una entrevista que le remitió HERALDO con una extensa carta escrita a mano de siete folios. "Yo nunca he solicitado un beneficio penitenciario, ni siquiera me he interesado por saber qué es eso. Nunca he entrado en el juego de la esperanza ciega", responde acerca de no recibir beneficios al no hacer aceptado la sentencia de la condena.

Respecto al cambio de la prisión de Santoña, al lado de la playa de Berria, por la de Zuera, Mainar comenta que "las prisiones se rigen por una normativa común, por lo tanto, salvo pequeños matices, son parecidas". "La ventaja de vivir junto al mar Cantábrico es que suaviza los inviernos y refresca los veranos. Yo nunca he sido un lobo de mar y en cuanto pude elegí la montaña. Soy espiritualmente tibio a los paisajes de costa, pero me encantan los lugares montañosos", agrega.

Pasado el tiempo, ¿cree que es tiempo para pedir perdón a la familia de Miguel Grima? "Solo hay que pedir perdón cuando existe motivo racional o racional-moral para pedirlo, no cuando se defiende la causa justa del hombre. La familia del alcalde de Fago me inspira los mismos sentimientos que me inspiran las familias de cualquier otro gobernante tirano y opresor", critica.

Al haber sido embargado todos sus bienes y cumplidos once años de los 21 de la pena, ¿qué piensa hacer cuando salga? "Cualquier bien material arrebatado puede sustituirse fácilmente por otra cosa. Insiste usted en los conceptos ‘poder salir’ u ‘obtener beneficios penitenciarios’ y te respondo que yo no pido nada porque no necesito permiso de nadie para vivir", responde.

Su hermana cuenta que escribió un libro filosófico y se ha convertido en un seguidor de las bibliotecas. ¿Piensa un día en hacer su biografía y explicar cómo decidió irse de Zaragoza a Fago? "A petición de mucha gente me decidí a escribir un sencillo opúsculo que intenta ayudar a conocer la verdad sobre sí mismos, a reconocerla desde la óptica occidental racionalista-humanista-liberal-democrática. He sido siempre amante de los libros porque todo está en los libros y porque dos de mis grandes pasiones son leer y aprender, por lo tanto no me he convertido de repente en un seguidor de autores y enciclopedias sino que ahora, aprovechando lo bueno de lo malo, procuro sacarle el mayor partido cognitivo a las veinticuatro horas al día que tengo libres, los trescientos sesenta y cinco días al año, lo cual me ha permitido multiplicar exponencialmente las oportunidades de formación y perfección respecto de etapas anteriores. Yo nunca escribiría un libro sobre mí porque mi vida es una insignificancia", reconoce Mainar.

¿Cree que la prisión ayuda a reinsertarse en la sociedad usted se considera un preso muy diferente? "El diccionario define centro penitenciario como un lugar de castigo y corrección. De allí no se puede salir, lo cual demuestra que es un lugar de castigo, pero ¿y la corrección? El diccionario te lleva a la palabra corregir a enmendar. ¿Cómo se enmienda un mal temperamento, un carácter envenenado, vicioso, una inteligencia fracasada? La respuesta es haciéndoles cambiar de carácter y actitud... Pero el Estado español no ve a los presos como a seres humanos a los que hay que intentar recuperar porque mantienen activos unos posos de conciencia sino como un problema, un peligro o una amenaza. La inmensa mayoría de los presos son víctimas de ignorancia supina por una educación horrible... No me considero un preso sino un cautivo", dice.

¿Cómo le sentó su primera salida a Santander y su biblioteca? "A Santander fui a su biblioteca, y pasé la mañana rebuscando en los anaqueles a los cientos de autores y títulos que me interesan leer o releer. Como anécdota, le diré que el manifiesto político más lúcido escrito en Europa, de John Locke, registra un único préstamo que data de 2013...".

 

Siete folios

Siete folios para responder siete preguntas. La entrevista de Santiago Mainar se envió el pasado 30 de enero a la prisión del Dueso, en Santoña (Cantabria), después de que se publicara que había salido de prisión por primera vez. El interno remitió su contestación el pasado 22 de marzo a HERALDO DE ARAGON, pero es mucho más amplia que las siete preguntas enviadas. La publicación hace una sinopsis de las respuestas enviadas en los siete folios enviados por Mainar.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual