Semana Santa en Aragón, 26 destinos de interés reconocido

Zaragoza y las nueve localidades turolenses que integran la Ruta del Tambor y el Bombo han visto declarada su Semana Santa como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Otras diez poblaciones cuentan también con reconocimiento oficial.

A las 12.00 del mediodía del Viernes Santo llega en Calanda el momento de 'Romper la hora'.
Javier Escriche

La representación de la Pasión de Cristo que llena de contenido la celebración de la Semana Santa cuenta en Aragón con valiosos exponentes que han obtenido reconocimiento oficial. El Drama de la Cruz de Alcorisa, en el que más de trescientos actores representan la pasión y muerte de Cristo se pone en pie todos los Viernes Santos, en el escenario natural del Monte Calvario, celebra este año su 40 aniversario y es Fiesta de Interés Turístico Internacional como parte de la Ruta del Tambor y el Bombo, del Bajo Aragón. También Ayerbe, en la Hoya de Huesca, celebra la Enclavación, un auto sacramental que recrea en la noche del Jueves Santo el momento en que Jesús es flagelado y clavado en la cruz y que está declarada Fiesta de Interés Turístico en Aragon (FITA). Huesca, por su parte, recuerda la Pasión de Cristo en una representación en el Teatro Salesiano que cuenta con más de 70 años de antigüedad. También Torrijo de la Cañada, en Zaragoza, cuenta con una representación en vivo de la Pasión. Otras localidades, como Ateca, Ambel, Santa Eulalia o Castejón de Monegros celebran los ‘abajamientos’, el descendimiento que los apostoles hicieron del cuerpo de Cristo ya muerto en la cruz. Especialmente vistoso es el de la localidad zaragozana de Ibdes.

También escenificación de dolor por la muerte de Cristo es el ‘Romper la hora’ que viven las localidades del Bajo Aragón con tambores y bombos. Al desatarse el estruendo de sus mil percusiones se emula el ruido cuando «el velo del templo se rasgó y tembló la tierra» que narra el Evangelio de San Mateo. Las poblaciones turolenses de Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén forman la Ruta del Tambor y el Bombo, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. A las 0.00 del Jueves Santo se ‘rompe la hora’ en todas excepto en Calanda, donde esto sucede al mediodía del Viernes Santo. Alcañiz no rompe la hora pero sus cofrades, con túnica y tercerol de color azul, salen en cuatro procesiones.

En la provincia turolense existe además la Hermandad ‘Tamboas’, que agrupa a las cofradías de Alloza, Ariño, Berge y Muniesa, que aportan varios centenares de tambores y bombos al rito de la Semana Santa.

En la ciudad de Teruel esta celebración religiosa goza igualmente de gran arraigo y su Semana Santa está declarada de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Sus ocho cofradías procesionan por las calles del casco histórico entre torres mudéjares y edificios modernistas y mantienen costumbres muy propias como la del Sermón de las Tortillas. También Valderrobres ha visto su Semana Santa declarada de Interés en Aragón, lo mismo que Alframbra que, en estas fechas, recuerda el episodio local de la Encomienda.

Vía Crucis

San Francisco de Asís, el santo italiano que vivió en el siglo XIII, inició la tradición de representar las escenas de la vida de Cristo a fin de llegar a las clases sencillas, que no entendían los conceptos abstractos del discurso teologal. Comenzó con el nacimiento, creando la tradición de los belenes, y, para explicar la muerte, ideó los Vía Crucis. Las ordenes franciscanas fueron las pioneras en esta celebración en muchas localidades aragonesas y en el convento zaragozano de San Francisco se guardaban también las tallas cuando fueron destruidas por las bombas durante los Sitios. La Semana Santa de Zaragoza destaca por su antigüedad y altísima participación y está catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Cuenta con más de 700 años de antigüedad y sus 26 cofradías reúnen a más de 16.000 cofrades que acompañan con el sonido de sus bombos y tambores los pasos y desfiles procesionales de un total de 48 procesiones, siendo la del Santo Entierro la que las reune a todas.

De las más antiguas y origen franciscano es también la Semana Santa de Tarazona, con sus mil cofrades, Vía Crucis y procesion del Santo Entierro, y que se ha visto reconocida como Fiesta de Interés Turístico de Aragón (FITA). Otras ocho localidades de la provincia han recibido este reconocimiento: Ateca, con su procesión del Santo Entierro y el paso de la Muerte; Borja y su Rosario de Cristal; Calatayud y su procesión del Santo Entierro; Caspe y su procesión de la Burreta con la entrada de Jesús en Jerusalén el Domingo de Ramos; Ejea de los Caballeros con su Pregón y concurso de Tambores y Bombos; Tauste y sus singulares procesiones como la de los Siete Dolores de la Virgen María, y Torrijo de la Cañada.

El Cristo del Perdón de la ciudad de Huesca es el más antiguo de España. Es una de las tallas que procesiona en el Santo Entierro de Huesca, en el que participan todas las cofradías. Junto al mencionado Ayerbe, Barbastro y Jaca tienen también reconocida su Semana Santa como celebración de interés turístico. Es la de Barbastro la que ostenta el mayor rango al estar reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional, con momentos especiales como la misa crismal de bendición de los óleos o la procesión del Santo Entierro. En Jaca desfilan varias procesiones como la de la Rompida de la Hora, el Miércoles Santo, con sus nueve cofradías presentes.

En total, 26 destinos cuentan en Aragón con algún reconocimiento por el atractivo turístico de su Semana Santa. Diez de ellos son Fiesta de Interés Internacional, siendo la única Comunidad que ostenta este récord.

Más noticias en Unpaisdemontañas

Más información en la web Semana Santa en Aragón.

Etiquetas