"Por fin están en casa, y ahora a disfrutarlas"

Los primeros visitantes se muestran felices de poder contemplar las obras que durante tantos años han estado en Cataluña y confían en que serán un revulsivo turístico.

Los primeros visitantes que este viernes concertaron una visita para ver las obras.
Rafael Gobantes

"Nos emociona poder disfrutar de nuestro patrimonio y además, verlo expuesto en tan buenas condiciones". Así lo aseguró este viernes uno de los primeros visitantes de la renovada exposición de los bienes, Miguel Lavilla, vecino de Villanueva de Sijena. "Me ha encantado; estoy feliz de la vuelta de las obras, ya que forman parte de nuestra historia y nunca debieron salir de su lugar de origen", añadió justo después de realizar el recorrido junto a su mujer, María Virtudes Portugués, igual de "satisfecha" por la recuperación y exhibición de las obras.

Las visitas guiadas de la jornada inaugural estuvieron animadas, especialmente gracias a la afluencia de los vecinos de Villanueva de Sijena, que quisieron ser los primeros en contemplar las piezas recién llegadas, es decir, las 44 que el pasado 11 de diciembre volvieron por orden judicial desde el Museo de Lérida. Dentro de ellas, hay verdaderas joyas como los tres sarcófagos de las prioras del cenobio, del siglo XV, o, por ejemplo, la predela del retablo de la Piedad, que se exhibe junto a su remate, realizado en madera tallada y dorada.

Del conjunto, el Museo de Lérida solo mostraba siete y ahora, es posible ver 32 (las otras doce están en mal estado), lo que permite contemplar obras hasta ahora inéditas, entre ellas, el cuadro de la infanta Dulce, hija de doña Sancha, o las tablas de Santa Gertrudis, Santa Teresa y Santa Clara. También forman parte de la muestra otros tres lienzos, entre ellos, el último en llegar, la Inmaculada, que había sido extraviado por el espacio ilerdense.

También sobre la forma en la que salieron y volvieron las piezas se habla en la visita guiada, que gestiona Turismo de Aragón. El coste es de tan solo 3 euros, excepto los menores de 6 años, que pueden acceder de forma gratuita. A partir de esta misma jornada, las visitas tendrán lugar todos los viernes y sábados, de 10.00 a 14.30 y de 16.00 a 19.00.

Dentro del segundo grupo, hubo este viernes otras dos vecinas de Villanueva de Sijena, Montse Opi y María Jesús Tisaire. Ambas se mostraron "encantadas" con el resultado de la exposición, que, tal y como explicó el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, todavía está en un lugar provisional, aunque "digno y adecuado", a la espera de la creación del espacio expositivo definitivo. A pesar de ello, todos los asistentes disfrutaron de la contemplación de las piezas, entre ellos, un grupo de cuatro vecinos de San Juan del Flumen, que mostraron su admiración hacia la belleza de las piezas y además, su deseo de que sean un gran revulsivo turístico para Los Monegros.

"Por fin, están en casa, tras una larga batalla judicial y ahora, hay que disfrutarlas y además, desear que atraigan a numerosos visitantes", indicó uno de ellos, Francisco Bagués, que, según explicó, había querido acceder el primer día "en reconocimiento al gran esfuerzo realizado para su recuperación". Y es que, tal y como subrayó, han sido muchos años de lucha. La sentencia judicial que declaró nulas las ventas de las 97 piezas y ordenó su restitución al cenobio fue dictada en el año 2015. Ahora bien, la lucha se inició mucho antes gracias al empeño del alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, que este viernes se mostró "muy satisfecho" con la apertura de la muestra.

Etiquetas