Solo el 15% de los aragoneses que hace deporte come adecuadamente

Un 19% de las personas que hace ejercicio físico sigue una dieta inadecuada y un 65,2% tendría que mejorarla con más legumbres, pescado, frutos secos y pasta.

Gran participación en la carrera por la integración de Huesca, celebrada el pasado noviembre
Rafael Gobantes.

Cada vez más los aragoneses se animan a practicar algún tipo de actividad física o deporte para sentirse mejor consigo mismos y mejorar su estado de salud, pero este interés y la sobre información llevan en muchos casos a cometer graves errores en la alimentación.

Así lo refleja la encuesta sobre Educación Nutricional en la Actividad Física, llevada a cabo por 209 farmacéuticos de la Comunidad, que revela que solo el 15,3% de las personas que realiza ejercicio físico tiene una dieta correcta, mientras la de un 19,6% es inadecuada y un 65,2% tendría que modificar algunos de sus hábitos a la hora de comer.

Este estudio, en el que se ha encuestado a 772 aragoneses (un 42,8% eran mujeres y un 57,4% hombres), ha sido presentado este jueves con motivo de la celebración en Zaragoza de la IV Jornada Nacional de Alimentación, organizada por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos en colaboración con el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza.

<div class="infogram-embed" data-id="2f2da0f9-0de8-463b-bf33-6fb1a7d3d3e2" data-title="¿Llevamos una dieta adecuada?" data-type="interactive"> </div>

Las sesiones reúnen durante este jueves y viernes en el Patio de la Infanta de Zaragoza a más de 400 profesionales en este campo, que en varias mesas redondas y conferencias van a tratar temas como los falsos mitos de la alimentación, el veganismo, el uso de aplicaciones del móvil para nutrición, el cribado nutricional en personas mayores y la importancia fisiológica de la sal y su uso adecuado.

La vocal de alimentación de los farmacéuticos de Zaragoza, Pilar Labat, ha presentado la investigación llevada a cabo en la Comunidad, acompañada por el presidente del Consejo General, Jesús Aguilar y el vocal nacional de alimentación, Aquilino García.

Labat ha destacado que las personas que se apuntan a hacer de forma regular algún tipo de ejercicio o ir al gimnasio tienen que incluir en sus menús más legumbres, pescado y frutos secos, además de pasta, arroz y pan. “Solemos quitar de nuestras comidas la pasta y el arroz, cuando son el combustible para el ejercicio físico”, ha señalado.

Más de ocho vasos de agua al día

La necesidad de una adecuada hidratación es otro de los puntos en los que ha incidido la especialista zaragozana. El estudio revela que el consumo medio de agua es de 6,9 vasos al día, por debajo de lo recomendado. Sobre este aspecto, Pilar Labat ha subrayado que si para una persona en reposo se considera adecuado beber unos 8 vasos diarios, cuando se hace ejercicio hay que aumentar su ingesta “por el aumento de la pérdida de agua debido a la sudoración”.

La portavoz aragonesa también ha llamado la atención sobre algunos rasgos que diferencian a los aragoneses. En cuanto a las enfermedades crónicas, el 31,1% de los entrevistados indicaba tener una patología crónica, siendo la hipercolesterolemia la más prevalente, aunque ligeramente por encima de la hipertensión arterial. En el resto de comunidades la hipertensión es la enfermedad crónica más frecuente.

Otro rasgo diferente es que se tome magnesio entre los suplementos nutricionales habituales. Es el tercero más utilizado en la misma proporción que la cafeína (7,9%), por detrás de los multivitamínicos (23,1%) y las barritas energéticas (9,6%). Labat ha señalado que todavía no se han valorado los motivos que llevan a esta preferencia.

La desnutrición de la tercera edad

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos ha anunciado que el próximo estudio que se va a acometer se centrará en la desnutrición en la tercera edad. Jesús Aguilar ha manifestado que se trata de un “verdadero problema” y que estudios previos revelan que un 5% de las personas mayores de 65 años padece desnutrición y un 21% está en riesgo de sufrirla, un porcentaje que se eleva hasta el 50% o 60% “cuando están institucionalizados y en hospitales”.

Etiquetas