Rajoy: "Algunos no creen ni en el Patronato, ni en la Corona de Aragón, pero las ensoñaciones son libres"

El presidente del Gobierno sostiene que ni su Gobierno ni ningún otro "ha tomado la decisión de que volvieran los bienes a Aragón. Fue un resolución judicial".

Mariano Rajoy, en una imagen de archivo
Efe

A pocos días de unas elecciones decisivas e inéditas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defiende la "aplicación ponderada" del artículo 155 y la convocatoria del 21-D, de la que espera que despeje las dudas económicas y "restaure la convivencia en Cataluña". 

-¿Cree que el bloque constitucionalista tiene posibilidades de ganar las elecciones?

-Sí. Una mayoría constitucionalista sería muy positiva para el ciudadano. No puede ser que el proceso independentista monopolice la acción de todo un gobierno. Hay datos muy significativos, como que de los 604.000 ciudadanos en lista de espera quirúrgica en toda España, 156.862 estén en Cataluña. En el IRPF, y por el salario medio, que es de 22.858 euros al año, pagan en Cataluña 226 euros más que en otras Comunidades. Son decisiones que toma la propia Comunidad Autónoma.

-Usted es gallego, vive en Madrid y ha visitado toda España. Hoy está en Barcelona. ¿Le ayuda a entender las tensiones que han traído hasta aquí?

-España es un país plural y diverso, en el que nos une mucho más de lo que nos separa y llevamos cinco siglos juntos. Somos el país europeo que antes logró su unidad nacional. No se puede frivolizar con eso.

-Dos decisiones judiciales sobre asuntos muy diferentes, el ingreso en prisión de líderes independentistas y el retorno de las obras de Sijena a Aragón, ¿cómo pueden influir en campaña?

-Es difícil predecirlo. Ambas son decisiones judiciales que tenemos que respetar. Hay quien está interesado en que se perciba como una agresión, pero es el funcionamiento normal de un Estado de derecho. Ni mi Gobierno ni ningún gobierno autonómico ha tomado la decisión de que volvieran los bienes a Aragón. Fue una resolución judicial.

-¿Y en el caso de los dirigentes encarcelados?

-Desde luego mi Gobierno no ha tomado ninguna decisión sobre las personas que formaban parte de la Generalitat o que estuvieron en el proceso independentista. La separación de poderes y el sometimiento a la ley es una de las cosas buenas de la democracia. Me ha sorprendido que algunos intentan contraponer democracia y ley. Es un disparate profundamente antidemocrático. Sin ley no hay democracia. El ente que llaman Països Catalans no existe, pero las ensoñaciones son libres.

-Se ha denunciado la tergiversación de la historia; el patronato del Archivo de la Corona de Aragón, que Cataluña integra junto con Aragón, Baleares y Valencia lleva más de una década sin reunirse... ¿Cómo arreglar estas situaciones?

-Algunos no creen ni en el Patronato, ni en la Corona, ni en el Archivo. Creen en ese ente que llaman Països Catalans que como todo el mundo sabe no existe, pero las ensoñaciones son libres. Conozco un sistema estupendo para cambiar las cosas: que la gente elija personas que actúen en el marco constitucional y que no tengan en su horizonte político romper la unidad de España. Es el procedimiento más democrático.

Lea la entrevista completa en 20Minutos

Etiquetas