La muestra con las nuevas piezas reabrirá en enero

Aragón exhibirá el tesoro artístico recién recuperado de Sijena, la mayoría del cual estaba oculto hasta ahora en el almacén del Museo de Lérida. Pero para ello todavía habrá que esperar hasta 2018. Los antiguos dormitorios, que estaban abiertos a las visitas los viernes, sábados y domingos, se cerrarán ahora para preparar la nueva exposición. De cumplirse los plazos previstos, el trabajo técnico se prolongará entre dos y tres semanas y por lo tanto, las nuevas obras podrán verse a partir del próximo mes de enero.

Ahora mismo, los técnicos del Gobierno de Aragón ya están trabajando en desembalar y examinar las 43 piezas trasladadas desde el Museo de Lérida.

De momento, las nuevas obras compartirán espacio con las otras 51 que ya fueron recuperadas en julio de 2016, todas ellas procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), que también las mantenía ocultas en sus almacenes. El espacio es provisional y ahora mismo, tiene la apariencia del reservorio de un museo, a la espera de la creación definitiva de la exposición.

En su primer día en suelo aragonés, los técnicos expusieron seis de las 43 obras recuperadas, que fueron admiradas ayer por la comitiva política desplazada hasta el cenobio.

Ampliarán las visitas

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, aseguró que seguirán trabajando en la recuperación del monasterio y fijó como uno de los objetivos más inmediatos hacer posible que las visitas se puedan realizar de una manera "más regular, facilitando a las gentes el disfrute de este auténtico tesoro recuperado".

De las seis piezas mostradas ayer, dos estaban fuera del alcance del público, la predela del retablo de la Piedad, que en su día se encontraba en el Panteón Real, y una escultura en alabastro del retablo de la Infancia de Jesús, que lleva por título ‘El Nacimiento’. Ambas del siglo XVI.

En el Museo de Lérida, solo estaban expuestas siete de las 44 obras de Sijena, entre ellas, las tres cajas sepulcrales de las prioras del monasterio. De ellas, dos fueron mostradas ayer por el equipo técnico, las pertenecientes a Isabel de Aragón y Francisquina de Erill y Castro. Asimismo, se exhibieron dos de los alabastros del retablo de Santa Ana, titulados ‘Los esponsales de la Virgen’ y ‘Santa Generación’, ambas obra de Gabriel Joly.

Etiquetas