Nahhas: "Es un malentendido, solo mencioné la situación en Siria e Iraq"

Fawad Nahhas, líder de la comunidad islámica en Aragón, llevaba 5 años prestando servicio como imán en la cárcel de Zuera. 

Fawad Nahhas.
Guillermo Mestre

"Es un malentendido, llevo cinco años prestando esta labor sin ningún problema y siempre he condenado la violencia". Así resumió ayer su defensa Fawad Nahhas, presidente de la comunidad islámica en Aragón y hasta esta semana, imán de la cárcel de Zuera. Instituciones Penitenciarias le ha notificado que no va a volver a prestar esta labor, tras constatar que en una charla con los reclusos había vinculado los atentados de este verano en Barcelona y Cambrils con las víctimas árabes por parte de las coaliciones internacionales.

Un extremo que negó el clérigo a este periódico: "Lo único que se mencionó es la situación en Siria e Iraq –relató–, de cómo lo están pasando allí los pueblos, bajo una situación de guerra. No es cierto en absoluto que yo haya hecho esa relación con los atentados. ¿Cómo voy a decir yo eso?".

Nahhas aseguró que no ha visto el informe por el que ha sido destituido, pero que va a reclamarlo para que se modifique y pueda retomar sus funciones en Zuera. "En todo este tiempo he advertido de las consecuencias del fanatismo y he pedido que todo el peso de la ley caiga sobre ellos", comentó.

De hecho, aseguró que la creación de la alianza internacional contra el Daesh fue motivo de "celebración", porque los ataques de este grupo terrorista en Europa "buscan romper la convivencia con los musulmanes afincados aquí".

Por ello, el hasta ahora imán de la cárcel, una figura muy conocida y activa en Aragón, insistió en que "habrá sido una mala interpretación del vigilante" y aseguró que "desde un principio, la dirección de la cárcel no veía con buenos ojos la presencia de un imán" en sus instalaciones.

Etiquetas