Luz verde de Bruselas a los 7,5 millones para impulsar el proyecto de reapertura del Canfranc

Financiará el 50% de un proyecto que prevé la realización de un conjunto de estudios para impulsar el proyecto.

La estación de Canfranc recibe cerca de 10.000 visitas en lo que va de año
Laura Zamborain

 La Comisión Europea ha decidido financiar el 50 por ciento (7,5 millones de euros) de un proyecto que prevé la realización de un conjunto de estudios para impulsar el proyecto de reapertura de la conexión internacional ferroviaria Canfranc-Pau.

La decisión, que ha sido acogida con satisfacción en el seno del Gobierno aragonés, permitirá la puesta en marcha del proyecto "Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza".

La iniciativa se ha integrado dentro del Marco del Mecanismo Conectar Europa 2016, con un horizonte de trabajo que se prevé extender hasta finales de 2020.

Según informa el Gobierno aragonés, el objetivo es que a partir de esa fecha se pueda contar con todos los proyectos y acciones necesarias para comenzar las obras para la reapertura del ferrocarril internacional.

El Ejecutivo regional cuenta, además, con el compromiso del Gobierno central para dar continuidad a las inversiones necesarias para el proyecto de reapertura con cargo a sucesivos presupuestos generales del Estado.

Los socios del proyecto son Gobierno aragonés, Region Nouvelle de la Aquitaine, Ministerio de Fomento, Servicio Nacional de Ferrocarriles Franceses y Adif, con el apoyo de las entidades afiliadas Plataforma Logística de Huesca (Plhus) y Fundación Transpirenaica.

El objetivo principal del proyecto, presupuestado en 15 millones de euros, es preparar los procedimientos, estudios y proyectos para la ejecución de las obras a ambos lados del Pirineo.

Además, se establecerá un trabajo para la convergencia que garantice la "interoperabilidad" de la línea ferroviaria, y entre otras acciones los accesos ferroviarios a las plataformas logísticas de Zaragoza y Huesca.

La iniciativa prevé la realización de un proyecto de gestión y de planes de difusión, el establecimiento de estructuras organizativas comunes, la identificación de modelos de financiación, el desarrollo de un análisis de costes y beneficios y estudios de diseño, impacto ambiental y socioeconómico de la sección Somport-Pau.

También se contempla la preparación de una encuesta pública para el tramo Somport-Pau, los estudios preliminares y constructivos para la modernización de la sección Zaragoza-Canfranc y los correspondientes a los accesos a las plataformas logísticas.

Según ha explicado el presidente de Aragón, Javier Lambán, tras conocer la decisión de Bruselas, "aunque lo esperábamos, no deja de ser la ratificación para poder dar un paso definitivo para la reapertura de la línea de Canfranc, de no retorno".

Lambán ha subrayado la importancia de haber logrado aunar esfuerzos entre los gobiernos regionales de Aragón y Aquitania y de haberlos plasmados al tiempo en un documento técnico para que, ha añadido, "se comprendiera en Bruselas que la reapertura del Canfranc es necesaria para el impulso de la logística aragonesa".

Por su parte, el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha destacado que la respuesta positiva de Bruselas al proyecto se deriva del trabajo realizado para hacer que la Comisión Europea "entienda que es un proyecto que interesa a ambos estados.

El responsable político ha incidido en aspectos destacados del proyecto como el respeto al medio ambiente y el aprovechamiento de infraestructuras ya existentes. 

Etiquetas