“La lista de espera de la dependencia ha descendido en precario”

El Espacio de Defensa de los Derechos Sociales de Aragón hace un balance “ambivalente tirando a frustrante” de dos años de gestión del Gobierno PSOE-CHA.

Beatriz Zalaya, Margarita Moya y Ángel Sanz, este jueves, en rueda de prensa.
Heraldo.es.

Actualmente hay 22.662 aragoneses que reciben la prestación de la dependencia, aunque la realidad es que todavía hay 11.278 en lista de espera pendiente de recibirla, lo que supone un 33,2%. En julio de 2015 Aragón ocupaba el lugar 14 entre las comunidades autónomas, solo por delante de Ceuta y Melilla, Canarias, Baleares y Comunidad Valencia, con 1,27% de población disfrutando de prestaciones, cuando en España era de un 1,661%. En abril de 2017, nuestra Comunidad ha subido dos puestos, superando a Madrid y Navarra, y alcanza un 1,73% de cobertura en atención frente al 1,89% de la media nacional.

Con estos datos en la mano, correspondientes a la estadística oficial del mes de abril, el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales ha hecho este jueves un balance “ambivalente tirando a frustrante y negativo” de los dos años de gestión del Gobierno PSOE-CHA. “Los avances que se han producido durante estos dos años son evidentes, porque partíamos de cero tras los recortes del PP, pero tienen su cara negativa si analizamos la calidad e intensidad protectora de estos servicios”, ha afirmado Ángel Sanz, profesor universitario jubilado y activista de esta asociación que nació en Zaragoza en 2013, quien ha presentado este informe en rueda de prensa junto a la trabajadora social Margarita Moya y a la abogada Beatriz Zalaya.

Sanz ha criticado que la lista de espera de la dependencia “ha descendido en precario” a costa del aumento de servicios como el de prevención y promoción personal, compatible con teleasistencia, ayuda a domicilio y centro de día, tres prestaciones que, según ha subrayado, también están desarrolladas muy por debajo de la media española, sumando un 13% frente al 39,5% que alcanzan en el ámbito nacional. En este sentido, ha lamentado que la política del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) para acelerar los procesos pasa por ofrecer gratuitamente las horas mínimas para cada Grado, que en el caso del Grado I son 8 horas mensuales.

Por su parte, la abogada Beatriz Zalaya ha animado a defender y exigir por vía judicial los derechos de los dependientes. Desde esta agrupación, ha comentado, ya se han presentado nueve demandas ante los juzgados de lo contencioso-administrativo por presuntas irregularidades del IASS y se cuenta con siete casos con sentencias favorables a los reclamantes. Por su parte, Margarita Moya ha denunciado que la Mesa de Diálogo Social lleva sin reunirse desde octubre del año pasado a pesar de los decretos y proyectos de ley sobre temas importantes que se están aprobando y debatiendo.

Etiquetas