El ecoturismo abre en Montanuy nuevas vías de desarrollo

Adrián González y Lara Ramos, en pleno Parque Natural del Posets.
L. R.

Como buena parte del territorio rural aragonés, Ribagorza vive en los últimos años un nuevo proceso acelerado de despoblación que se suma al del último tercio del siglo XX y que se ve agravado por el envejecimiento de los residentes. Todo ello hipoteca las posibilidades de supervivencia a medio plazo de bastantes de sus localidades. 

El municipio de Montanuy refleja como pocos ambas circunstancias. Es un extenso término  compuesto por 17 núcleos con 220 personas censadas y que ha perdido más de 100 habitantes en los últimos años. "No hay empleo salvo en la ganadería, en una agricultura de subsistencia, en un mínimo sector de producción artesanal y en una incipiente oferta turística, por lo que a la gente no le ha quedado más remedio que buscarse la vida en otras partes", dice Esther Cereza, la alcaldesa. Más del 50% de los actuales residentes están jubilados.

Por ello, la presentación hace unos días de un novedoso proyecto empresarial de promoción turística puesto en marcha por una pareja de jóvenes neopobladores ha supuesto una auténtica inyección de moral en la zona. Así lo reconoce la alcaldesa, quien afirma que es un proyecto "ilusionante" que espera sirva de ejemplo a iniciativas similares.

La empresa Pirenaicum-Turismo de Observación se presentó en el salón de actos del Ayuntamiento de Montanuy. Sus promotores, la madrileña Lara Ramos y el navarro Adrián González, han apostado decididamente por este rincón del Pirineo enclavado en pleno Parque Natural del Posets-Maladeta. "Consideramos que la zona ofrecía muchas posibilidades para empezar desde cero porque tiene un potencial tremendo tanto en el aspecto natural como cultural", comentan.

La empresa propone actividades basadas en el aprovechamiento de los recursos naturales del entorno "de una manera sostenible", en la línea de una oferta de Ecoturismo que tiene una demanda cada vez mayor. Se trata de observar e interpretar el patrimonio natural, la flora, fauna o geología, los paisajes o el  patrimonio monumental.

Los promotores comentan que "desde Pirenaicum apostamos por el lugar y deseamos desarrollar nuestra actividad económica contribuyendo a un mayor conocimiento del lugar de una manera sensorial y divertida". Están ilusionados con el reto de hacer viable la empresa y abrir una senda para proyectos similares.

Etiquetas