Un radar zaragozano se cuela en la lista de los que más multan y un oscense sube al tercer puesto

Entre los dos aparatos sumaron 52.449 denuncias a lo largo del año pasado.

El radar que más multas pone en Aragón se ubica en las afueras de Huesca.
Javier Navarro

Además del previsible riesgo para el propio conductor y el resto de pasajeros, pisar en exceso el acelerador puede tener otra consecuencia negativa: la pérdida de puntos del permiso de conducir y una multa económica en función de en cuántos kilómetros por hora se supere el máximo permitido.

Que es necesario ajustarse a lo que determinan las señales de tráfico no es algo nuevo ni mucho menos desconocido para todo aquel que maneje un vehículo. Pese a ello, miles de automovilistas son sancionados cada año por este motivo en las carreteras aragonesas

Son dos los enclaves de la red viaria que están a la cabeza en lo que a multas por exceso de velocidad se refiere, uno de ellos ampliamente conocido por los oscenses y otro que se cuela por primera vez en el ranquin nacional, según los datos de Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

El radar ubicado en el punto kilométrico 202 de la N-240, a la altura de Estrecho Quinto, es el primero de la Comunidad con 36.022 denuncias el pasado año, más que en 2015, cuando pilló a 28.998 conductores que iban más rápido de lo permitido.

El cinemómetro zaragozano que entra por vez primera en el 'top 16' que realiza anualmente la AEA a nivel nacional es el localizado en el kilómetro 269,8 de la N-232, que acumuló 18.715 denuncias en 2016 por las 8.605 del curso anterior.

Entre los dos principales 'dedos acusadores' de las carreteras aragonesas señalaron hasta 52.449 excesos de velocidad

Un radar cada 79 kilómetros

La Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta en la actualidad con 147 radares fijos, móviles y de tramo en Aragón. Es decir, uno cada 79,1 kilómetros (la Comunidad cuenta con 11.624 kilómetros de carretera), una cifra similar a la media nacional, donde se controlan los excesos de velocidad con un cinemómetro cada 81,4 kilómetros.

Los territorios con mayor presencia de radares son Madrid (uno cada 39,7 kilómetros) y las Islas Baleares (39,9), mientras que en el lado contrario se sitúan Navarra (110 km.) y Asturias (91,8 km.).

Etiquetas