La DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza, entre las administraciones más morosas

Aragón fue la segunda autonomía que más se retrasó en febrero y la capital es la gran urbe que peor paga.

Los responsables de Hacienda de la DGA,Fernando Gimeno, y de Zaragoza, Fernando Rivarés.
Oliver Duch

El Ministerio de Hacienda informó ayer de que Aragón fue la segunda autonomía que más retrasó sus pagos en febrero y que Zaragoza fue la capital más morosa durante ese mes. En el caso de la DGA, terminó febrero pagando a 78 días, frente a los 41 de media del conjunto de las Comunidades Autónomas. En cuanto al Ayuntamiento de Zaragoza, cerró febrero abonando sus facturas a 48 días, frente a los 12 de media del resto de grandes capitales españolas.


La singularidad aragonesa en la gestión de sus cuentas públicas se queda exclusivamente en el Gobierno autonómico y en el Ayuntamiento de la capital aragonesa. Así, según los datos de Hacienda, los ayuntamientos de Huesca y de Teruel y las tres diputaciones provinciales sí están en ratios de pago similares al del conjunto de las administraciones locales.


En cuanto a la comparación con el resto de autonomías, solo Extremadura (que acaba de superar los 100 días) tarda en pagar más que Aragón, que con sus 78 días se sitúa en el segundo lugar. En enero, la DGA era la tercera peor pagadora, por detrás de Baleares. Sin embargo, Baleares ha optado en los últimos meses por priorizar el pago de facturas pendientes frente a otro tipo de políticas, por lo que se ha resituado en la tabla.

Once autonomías ya cumplen

En este sentido, el Ministerio destacó ayer algo que parecía inviable hace apenas seis meses: la mayoría de las Comunidades están ya en disposición de pagar con relativa normalidad a sus proveedores.

"Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, País Vasco,Navarra, La Rioja yGalicia se sitúan por debajo de los 30 días y Cantabria, Cataluña y Madrid superan por muy poco esa cifra", informó el Ministerio. En el lado contrario, junto a Aragón y Extremadura, las otras autonomías más incumplidoras son Valencia y Murcia.


El caso de Aragón, está el agravante de que los datos de febrero son peores que los de enero. El Ejecutivo PSOE-CHA estaba pagando a 75 días en el primer mes del año. En febrero lo subió tres días. Y la tendencia no apunta a corregirse a corto plazo, ya que la propia DGA estima que en marzo se ha demorado aún más.


La consecuencia de esta tendencia y de todos los meses de incumplimiento es que el Ministerio de Hacienda ha anunciado ya su decisión de aplicar a Aragón la ley de estabilidad en su literalidad y asumir el control de los pagos. Lo hará a partir de mayo. Desde ese mes, el Gobierno central –siguiendo la norma aprobada por el Congreso de los Diputados– tiene previsto retener parte de la financiación autonómica de la Comunidad y, con ese dinero, pagar directamente a los proveedores.


Prioridades marcadas

La decisión de Hacienda va a dificultar que la DGA pueda cumplir con determinados compromisos políticos asumidos en sus presupuestos, al contar con menos dinero que le llega del Estado para gasto propio. En cuanto a los pagos que asumirá Hacienda, la ley le obliga a que las primeras facturas de la DGA que salde sean las que afectan al sistema sanitario.

Etiquetas