Cinco años de Ruta Mariana

Poco a poco se incrementan los visitantes extranjeros al Pilar y Torreciudad, destinos de referencia del turismo religioso.

Cinco años de Ruta Mariana
EUROPA PRESS

El Camino de Santigo, el Vaticano o Fátima son ejemplos inequívocos de que la fe, además de mover montañas, también mueve millones de turistas. Y en Aragón, la basílica del Pilar y Torreciudad son focos de atracción que cada vez reciben más visitantes de procedencia extranjera.


Este año se cumplen cinco años del lanzamiento de Ruta Mariana como destino religioso, un cruce de caminos de fe entre el Sur de Francia y el norte de España que promociona de manera conjunta los santuarios de Lourdes, Montserrat, Torreciudad, El Pilar y, desde este año, también el Santuario de Meritxell, en el Principado de Andorra, así como los atractivos culturales y de naturaleza de sus entornos. Poco a poco, “operadores internacionales especializados en turismo religioso como Opera Romana Pellegrinaggi (Italia), Kuoni Travel (para el mercado filipino e indonesio) o Mater Dei (EE. UU.) han incluido los destinos de Torreciudad y el Pilar en sus programaciones”, explica Joaquín Bellido de la empresa ARADEX, que gestiona la secretaría de Ruta Marina.


Se estima que todos los santuarios sumados dan una cifra global de unos 12 millones de visitantes, “datos aproximados, ya que excepto Montserrat, no se controlan de manera precisa los visitantes individualmente”, apunta Bellido.


“Estimamos que en estos cinco años las cifras entre los cuatro santuarios del principio ha aumentado entre un 4 y un 5%, tal como reconocen los propios santuarios”.


Un entorno cada vez más global y la suma de acciones de promoción de las diversas administraciones y de los propios destinos están detrás de esta tendencia, tal y como marcan algunos indicadores. Por ejemplo, cada vez son más los grupos y visitantes extranjeros que acuden al Pilar, además de por el interés que suscita el propio templo a rendir tributo a la Virgen.


En lo que va de año, el Arzobispado de Zaragoza ha recibido cerca de 600 solicitudes de grupos de católicos que solicitan celebrar misa u otro tipo de ceremonias, algunos muy significativos en número, como los 54 grupos procedentes de Estados Unidos, 38 de Polonia, 30 de Filipinas, 21 de Corea del Sur, 19 de Italia o 18 de Brasil, además de los grupos procedentes de China y Japón que han comenzado a aparecer en los últimos años, y otros más minoritarios que llegan desde Singapur, Tailandia, Australia, Alemania o diversos países de Hispanoamérica, entre otros muchos lugares. “No son todos, porque hay muchos grupos que no hacen ningún tipo de solicitud, además de los grupos de visitantes y peregrinos que llegan a la basílica y no se contabilizan”, explican fuentes del Arzobispado.

 

Aragón se promocionará en Roma

En la ardua tarea de hacerse con el pastel de los públicos de interés, la inclusión de los destinos en los operadores internacionales es el gran reto de la promoción y, en esa labor, las comunicaciones son fundamentales. Con el reciente anuncio de que una operadora aragonesa ofrecerá vuelos directos desde el Aeropuerto de Zaragoza a Roma a partir de Semana Santa, el Gobierno de Aragón promocionará Aragón en la ciudad eterna como destino religioso. “Se prepara una campaña especial que consistirá en hacer promoción al público final, hacer publicidad en el aeropuerto y traer agencias de viajes especializadas en viajes de turismo religioso para que conozcan la Semana Santa aragonesa y los lugares de peregrinación de la Ruta Mariana”, explica la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué, quien apunta el interés tanto del público residente como de los millones de turistas que cada año recibe la capital italiana.


Italia es uno de los países que junto con Holanda y, especialmente Francia, más presencia internacional tiene entre los visitantes que llegan al Santuario de Torreciudad, donde acusan la complicada coyuntura nacional. “Hemos notado un bajón importante en los últimos años porque muchas agencias de viajes medianas y pequeñas han cerrado por la crisis”, apunta el responsable de comunicación de Torreciudad, José Alfonso Arregui. “En clave internacional lentamente se nota el aumento de visitantes extranjeros que llegan por que se hacen acciones promocionales combinadas, todos los esfuerzos suman. El visitante no solo viene a ver el santuario, como es natural, tiene más opciones a su alrededor”, explica.


Torreciudad es uno de los hitos centrales de la Ruta Mariana en tanto que hace de nexo de unión de sus ramales. “Los santuarios de la Ruta Mariana tienen en común la devoción a la virgen, pero cada uno aporta un matiz distinto en cuanto a mensaje y contenido”, explica Arregui, quien constata el paso de peregrinos que enlazan con los santuarios de Meritxell, en Andorra, y Lourdes, principal polo focalizador del turismo religioso con sus cerca de seis millones de visitantes anuales. Y en el reto de poder absorber parte de ese flujo hacia tierras aragonesas el “túnel de Bielsa es esencial como vía de comunicación que permita un flujo regular”, subrayan en Torreciudad.

Etiquetas