Oliván asegura que las empresas que gestionan centros de menores aceptan sus contratos

Ganarán los contratos las entidades que demuestren saber trabajar con menores y desarrollen su labor con eficacia.

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha asegurado este miercoles que las empresas que se presentan a la convocatoria para la adjudicación de los servicios de protección de menores con los pliegos anunciados el pasado 3 de octubre es porque están "de acuerdo" con los mismos.


Oliván se ha referido así a la concentración anunciada para este jueves por los educadores de menores de la fundación Ozanam, tras la firma de la renovación del acuerdo con el departamento de Economía para prorrogar el programa de empleo joven.


En este sentido, el consejero de Sanidad ha resaltado que las empresas adjudicatarias de estos servicios llegaron en marzo a un acuerdo con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) para modificar las condiciones de sus contratos y que éstas son las que se han recogido en los pliegos publicados.


El hecho de que las empresas quieran participar en la convocatoria con estos pliegos significa que están de acuerdo con los mismos, ha incidido, toda vez que ha añadido que habrá que esperar a que se abran los sobres "para ver si incluso algunas empresas que se han presentado todavía pujan a la baja".


Oliván ha recordado que la relación de la administración es "con las empresas", que aceptan los pliegos en el momento en que se presentan a la convocatoria, y ha señalado que son los trabajadores de una única entidad los que no están de acuerdo con los mismos pero que su empresa "está de acuerdo".


En opinión del consejero, el efecto de estos pliegos sobre la carga de los trabajadores "va a ser el mismo" y las empresas adjudicatarias sabrán "lo que tienen que hacer" porque son las que gestionan sus recursos.


Posteriormente, fuentes del departamento de Sanidad han apuntado que la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM), que gestiona la residencia Cesaraugusta, ha puesto un recurso especial a los pliegos, que ha sido desestimado en su totalidad por el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón.


Además ha convocado una huelga que persigue el mantenimiento del cumplimiento de la Ley de Infancia de Aragón y demás leyes internacionales al respecto y las condiciones laborales en el actual convenio que, según el Ejecutivo, no tienen razón de ser.


Según las citadas fuentes, el resto de entidades contratantes no ha manifestado nada con respecto a los pliegos, ni tampoco sus trabajadores, han concursado a los centros con normalidad y están a la espera de su resolución.


En este sentido, han añadido que en los pliegos de contratación se ha puesto un punto de corte técnico alto (45 de los que deben obtener 35) para que sólo puedan ganar los contratos las entidades que demuestren saber trabajar con menores y sepan desarrollar su trabajo con eficiencia.


Asimismo, el Gobierno de Aragón ha subrayado que los menores no tienen "ninguna afectación" por este proceso de contratación ni tampoco los educadores tienen modificación ya que se va a subrogar todo el personal con las mismas condiciones y van a realizar las mismas tareas.


Solo las empresas contratantes nuevas serán las que tendrán que asumir una "ligera reducción" de ingresos económicos procedentes del IASS y tendrán que asumir unos gastos que antes no asumían, añaden las fuentes, que han insistido en que, no obstante, todos los lotes han recibido ofertas por lo que se supone que las cuentas están "bien hechas" y a las empresas les interesa gestionar los centros.

Etiquetas