Plan de reestructuración en Aramón

Roberto Bermúdez de Castro defiende la refinanciación de la deuda de Aramón

De Castro ha comparecido en su condición de presidente de Aramón, ante la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón.

Nombran 8 nuevos altos cargos y proponen a los directores de IAF, ANECA e INAEM
OLIVER DUCH

El consejero aragonés de Presidencia e Interior, Roberto Bermúdez de Castro, ha defendido este martes el Plan de Reestructuración de Aramón, "un giro" hacia nueva estrategia comercial y una refinanciación de la deuda, que "ha pasado de cerca de 90 millones a 78 millones de euros" con la adopción de "determinadas medidas de ajuste".


Bermúdez de Castro ha comparecido en su condición de presidente de Aramón, ante la Comisión de Economía de las Cortes de Aragón, para atender tres peticiones de información de CHA y una de IU y defender la gestión de esta sociedad mercantil autonómica.


En este sentido, ha insistido en la reducción de un millón de euros con la supresión de ocho puestos en función de "ese cambio de estrategia empresarial", además de la bajada de entre un 7 y un 25 por ciento de los sueldos de los altos cargos, han informado fuentes parlamentarias.


Bermúdez de Castro ha asegurado que los planes de extensión del dominio esquiable aragonés se regirán por "la máxima transparencia, consenso y procesos garantistas", en referencia a la actual situación administrativa de la ampliación de esquí de Cerler (Huesca) y del proyecto de unión de las estaciones de Astún, Candanchú y Formigal (Huesca).


El consejero ha iniciado su intervención reiterando su voluntad de comparecer siempre que se lo pidan y negando todo tipo de críticas sobre "oscurantismo" en la gestión, siempre según las mismas fuentes.


El presidente de esta sociedad mercantil ha asegurado que "es muy fácil dar palos" a Aramón y ha pedido que se replanteen hacerlo porque es un proyecto "que genera empleo y que funciona". "Si quieren que les diga la verdad -ha enfatizado-, no lo veo justo".


Ha relatado la historia de Aramón, desde su puesta en marcha, en 2003, momento en que "nacía un proyecto de todos", hasta la actualidad, cuando se ha logrado absorber el 21 por ciento de los practicantes de esquí en territorio español, partiendo de un 12 por ciento, tras una inversión total de unos 150 millones de euros.


En relación con el denominado Dominio Castanesa, con el que se pretende ampliar la estación de Cerler, ha revelado que no cree que esta ampliación, con un coste de 200 millones, se lleve a cabo de manera completa, ya que la considera "inviable".


Pero ha anunciado que "acometer algunas pequeñas actuaciones, como el arrastre de Montanuy (Huesca), puede suponer articular un proyecto que signifique relanzar esa zona del Pirineo aragonés".


La unión de las estaciones de esquí de Astún y Candanchú, en el Valle del Aragón, a Formigal, en el de Tena, ha sido reivindicada por el presidente de Aramón para "poder competir" y "seguir modernizando" unas instalaciones que, en su opinión, "no pueden morir de éxito".


En este sentido, ha avanzado que "se continuará con los trámites necesarios para acometer, cuando la situación económica mejore, un proyecto que debe llevarse a cabo desde el consenso y con la premisa de minimizar al máximo cualquier tipo de afección medioambiental".


Para Joaquín Palacín, de CHA, el problema que hay en Aragón es el modelo que representa Aramón, ya que se deberían explotar las estaciones de esquí de otra forma.


Palacín ha criticado que las pérdidas hayan oscilado alrededor de los siete millones cada año desde 2007 y ha remarcado que el número de esquiadores no aumenta, por lo que "crear una gran superficie esquiable, en la que habrá que invertir mucho dinero y que puede que no genere beneficios, es una huida hacia adelante".

Etiquetas