Menu lateral amp
Aragón

La agricultura ecológica gana clientes pero pierde 15.000 hectáreas por la falta de ayudas

En la actualidad la Comunidad cuenta con 820 operadores que elaboran productos sin químicos ni componentes genéticamente modificados.

I. M. Zaragoza Actualizada 28/09/2013 a las 14:06
Huerta ecológica en MoveraARCHIVO HA


Los productos ecológicos elaborados en Aragón ganan adeptos. Así lo reconocen desde el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE), donde lo atribuyen a que “el cliente tiene cada vez más información, y más interés por consumirlos ya que conocen sus beneficios para la salud y el medio ambiente”.

Este mayor interés lo corroboran el número de operadores, que no ha dejado de crecer desde la regulación del sector en 1995. En la actualidad ya son 820 entre productores, elaboradores y puntos de venta directa.

La agricultura ecológica aragonesa se caracteriza por un sistema de producción basado en el uso de técnicas conservadoras del suelo y el ecosistema. “De esta forma consiguen obtener alimentos de máxima calidad nutritiva y sensorial, respetando el medioambiente sin la utilización de productos químicos de síntesis”, aseguran desde el Comité, organismo creado por la DGA para controlar y certificar que el proceso cumple con los requisitos exigidos.

Por ejemplo, la fertilidad del suelo se mantiene a base de abonos y residuos orgánicos no contaminados y la implantación de leguminosas dentro de un plan de cultivos plurianual. Además, la sanidad de los cultivos y el control de plagas, enfermedades y malas hierbas se efectúa mediante el equilibrio de nutrientes en el suelo, una sucesión de cultivos adecuada y el establecimiento en las proximidades de las parcelas de un ecosistema en el que están equilibrados los enemigos naturales y las plagas.

Para la obtención de alimentos sanos, la agricultura ecológica hace uso de las técnicas tradicionales, así como de modernas tecnologías en la construcción de aperos y en el conocimiento de plagas.

Los consumidores, por su parte, buscan la calidad de los alimentos, que en este caso guarda relación con la capacidad de estos para proporcionar determinados nutrientes, que favorecen la salud y evitan la aparición de enfermedades causadas por la ausencia o el exceso de algún elemento.

Menos hectáreas

Sin embargo, desarrollar un cultivo de este tipo -que en Aragón, como en la agricultura general, domina el cereal- exige una inversión y gastos de elaboración y control importantes. De ahí que las ayudas públicas o privadas sean fundamentales para su mantenimiento.

Y estos últimos años no han sido los más propicios en este sentido. Según los últimos datos recogidos por el Instituto Aragonés de Estadística, la Comunidad contaba en 2012 con 59.440 hectáreas de agricultura ecológica.

Son 10.000 menos que hace dos años, y casi 15.000 de descenso respecto a 2005. “Las ayudas son fundamentales para muchos productores”, reconocen desde el Comité, donde, a pesar de todo, ven una tendencia positiva. “Muchos agricultores ven en la producción ecológica una oportunidad de mercado, y el número de empresas en el sector no ha bajado”.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual