Aragón

Las monitoras prevén menos contratos este curso y los padres, comedores vacíos

Las subvenciones, que aún no se han resuelto, no cubren los días de jornada continua hasta el 23 de septiembre.

Aragón mantiene el precio del comedor escolar en 96 euros para el próximo curso
HERALDO

A veinte días de que comience el curso escolar, miles de familias siguen sin saber si tendrán el comedor de sus hijos subvencionado o si deben buscar alternativas que puedan asumir por precio y horarios: llevar a los niños a casa a mediodía, organizarse con familiares, solicitar otro tipo de ayudas... Y los padres no son los únicos a los que esta demora mantiene en vilo. El colectivo de monitoras -formado por 1.400 trabajadoras- teme que el nuevo sistema de becas conlleve una pérdida de hasta un tercio de los puestos de trabajo, según los primeros cálculos de los sindicatos. Las razones -dicen- son claras: las bonificaciones no cubren los días de jornada continua a principio y final del curso, incluso los becados deberán pagar una cuota (de unos 6 euros mensuales) que puede hacer perder comensales y el endurecimiento de los criterios de acceso dejará sin ayuda a un buen número de familias que no podrán costearse el servicio.


"El resultado -asevera Ana Royo, secretaria de organización de la federación de Servicios de UGT- será que haya muchos menos niños en el comedor y, por tanto, menos monitoras". La líder sindical apunta que habrá que esperar a ver cuántos puestos dejan de cubrirse, pero la previsión "es peor que la de 2012". El pasado curso, solo en la provincia de Zaragoza fueron 150 las trabajadoras que se quedaron sin empleo por causas similares.

Etiquetas